Archivo de la etiqueta: dientes tóxicos

Si estuvieras pensando en que quieres mejorar o tener una dentadura perfecta y para ello piensas en la Endodoncia…,pues,obligatoriamente deberás leer el artículo de abajo…,y luego,obviamente,haz lo que quieras(es tu cuerpo,nó?).


por Joseph Mercola
Mayo 31, 2015
del Sitio Web Mercola

Versión original en ingles

La endodoncia es un procedimiento comúnmente realizado en la mayoría de los adultos.

Pero ¿es aconsejable hacérselo?

El Dr. Robert Kulacz, un dentista, ha pasado una porción considerable de su carrera profesional tratando de responder esta pregunta.

Lo que descubrió cambió profundamente su vida y lo llevó a escribir un libro sobre sus hallazgos llamado, El Diente Tóxico – Cómo una endodoncia podría estar enfermándolo, que creo es uno de los mejores libros disponibles sobre este tema.

El Dr. Kulacz comenzó a practicar la odontología en Brewster, Nueva York.

Después de seis años como asociado, abrió su propio consultorio en Somers, Nueva York en 1992, donde realizó todos los procedimientos convencionales de odontología, desde restauraciones hasta extracciones y endodoncias.

“Realice un montón de endodoncias durante muchos años,” dice.

“Todo iba bien hasta que un día, un paciente mío me dijo:

‘Sabes, mi médico me dijo que las endodoncias podrían ser malas; Que los conductos radiculares podrían causar o contribuir a otras enfermedades en el cuerpo.’

Y yo dije: Está loco. ¿Quién le dijo eso? Eso es imposible.

Me dijo: Tiene que ver esta información. Me dio los sitios Web de organizaciones como la Academia Internacional de Medicina Oral y Toxicología (IAOMT, por sus siglas en inglés) para que les echara un vistazo.

Fui a explorar este tema para que yo pudiera volver y decirle:

‘Aquí es donde se equivoca, aquí es donde su médico está mal y aquí es donde la Asociación Dental Americana (ADA, por sus siglas en inglés) está en lo correcto.’

Y he aquí, me enteré de que tenían razón; y yo estaba equivocado.

Revise el trabajo de Weston Price, el trabajo de Rosenow y otros. Decidí ir a una reunión con la IAOMT… la conferencia del Dr. Boyd Haley sobre endodoncias y su toxicidad, lo que cambió mi vida.

Me di cuenta de que estaba equivocado…

Desde ese día, he cambiado mi forma de trabajar.”


La Importancia del Consentimiento Informado

El Dr. Kulacz dejo de realizar endodoncias en 1995.

Él no promueve la prohibición de éste tratamiento, pero subraya la importancia del consentimiento informado.

La Asociación Dental Americana establece que la endodoncia es un procedimiento seguro que no podría causar ninguna enfermedad sistémica, y de acuerdo con el Dr. Kulacz y otros que han pasado tiempo investigando el asunto, eso no es cierto.

“Si un paciente es informado de que estos conductos radiculares de los dientes permanecen infectados, que de hecho las bacterias podrían viajar a otras partes del cuerpo y que las bacterias en los dientes del conducto radicular y el hueso alrededor liberan potentes toxinas, entonces el paciente podría decidir tener una endodoncia o no,” dice.

Muchos dentistas creen que podrían esterilizar un conducto radicular y que el acto de instrumentar y regar el canal eliminará todas las bacterias, pero eso no es el caso.

“He hecho las biopsias en cada canal radicular del diente que he extraído.

Casi todos ellas todavía tienen restos de tejido necrótico en el canal, lo que significa que no se limpiaron a fondo. Los cultivos microbiológicos del hueso circundante mostraron infección casi el 100% del tiempo.,” Dice el Dr. Kulacz.

Según la ADA, las bacterias restantes serán “sepultadas” dentro de ese diente, pero eso tampoco es cierto.

La gutapercha, el material de relleno que se utiliza para sellar el canal, no se mete en los diminutos conductos laterales que se ramifican del canal principal, por lo que la fuga casi siempre es posible, sobre todo si el diente es poroso.

E incluso un canal radicular perfectamente sellado no podría impedir que las pequeñas moléculas exotoxinas producidas por la bacteria en el interior del canal radicular del diente migren fácilmente hacia fuera del diente y en el cuerpo.

La mayor parte de la estructura del diente se compone de túbulos dentinarios, estructuras huecas que se extienden desde el canal principal hacia el exterior. Si se va a poner estos túbulos de extremo a extremo de un solo diente, ellos se extienden por cerca de tres millas.

Pero son lo suficientemente grandes como para albergar bacterias, que nunca se podrían eliminar o esterilizar.

Un diente se parece más a una esponja que a una estructura sólida.

“Si tuviera una estructura dental sólida que fuera como el acero o un metal, sería capaz de limpiar el canal principal de ese diente, sin afluentes y podría sellarlo perfectamente y eliminar la infección residual del hueso alrededor de la mandíbula con una endodoncia sería genial.

Pero no podemos hacer eso,” dice.

“Ahora, eso no quiere decir que todos los conductos radiculares del diente van a causar enfermedad. Depende del tipo de bacterias que se encuentran allí, qué tipo de toxinas producen y la salud del sistema inmunológico del individuo.

Pero con 25 a 30 millones de endodoncias realizadas por año, multiplicadas por el número de años que vive una persona, hay una gran cantidad de canales radiculares por ahí. Y muchos de ellos no son buenos.”


Las Bacterias de las Endodoncias Podrían Empeorar Otras Enfermedades

Como los dientes con endodoncia están crónicamente infectados, pueden contribuir a un número de diferentes problemas de salud, incluyendo enfermedades del corazón.

Mientras que el ADA insiste en que las bacterias de los dientes del conducto radicular no pueden viajar a lugares distantes en su cuerpo, el Dr. Kulacz no está de acuerdo, y explica que:

“La enfermedad cardiaca es causada por el daño al revestimiento interior del vaso sanguíneo (el colesterol es un subproducto secundario).

La causa principal de la enfermedad cardíaca es el daño de la mucosa íntima del vaso sanguíneo y la migración de los macrófagos y colesterol dentro de esa arteria.

La inflamación hace que la placa se dañe en el lumen, en el espacio del vaso sanguíneo, lo que provoca un coágulo de sangre y un ataque al corazón.

Un estudio realizado en 2013… comparó el ADN bacteriano en los coágulos de sangre y placa arterial en pacientes con un ataque cardiaco en el ADN de las bacterias en la boca.

Las mismas bacterias que se encuentran en el conducto radicular de los dientes y en la enfermedad de las encías se encuentran en las placas en las arterias coronarias y en los coágulos de sangre que causaron el ataque al corazón.

Estas bacterias se mueven desde la boca hacia otros sitios del cuerpo como las placas arteriales. También han encontrado las mismas bacterias en el líquido pericárdico o el líquido que rodea el corazón…

En las enfermedades cardiacas no quiere la infección e inflamación en una placa arterial.

La presencia de bacterias bucales del conducto radicular de los dientes y enfermedad de las encías en la placa arterial y coágulos de sangre de pacientes con ataque cardiaco apunta a la causalidad directa, en lugar de la correlación entre la infección oral y la enfermedad cardiovascular.”


Todos los Dientes con Endodoncia se Infectarán Más a Través del Tiempo

Debido a que el conducto radicular de los dientes ya no tiene un suministro de sangre, las bacterias que quedan dentro de todos los dientes con endodoncia están efectivamente “ocultas” del sistema inmunológico.

Para empeorar las cosas, el conducto radicular del diente se infecta más con el tiempo debido a la afluencia de bacterias del tejido de la encía que rodea al diente.

Otras investigaciones han demostrado que las bacterias patógenas de conductos radiculares infectados destruyen o matan a las células blancas de la sangre diseñadas para eliminarlas, por lo que el hueso que rodea a la mandíbula podría albergar dicha infección crónica.

Las bacterias también podrían evadir al sistema inmunológico a través de:

  • Mimetismo bacteriano; imitar a las propias bacterias de su cuerpo, que sus células blancas de la sangre no atacarán

  • Desactivar sus anticuerpos y glóbulos blancos

  • Formar biopelículas pegajosas

Decisiones… Decisiones…

Hace unos años atrás, sufrí de un diente infectado, que se resolvió después de que me extrajeron el diente.

Es importante entender que la razón por la que las cavidades y/o dientes se infectan en el primer lugar está relacionado con su alimentación – principalmente por comer exceso de azúcar.

Si su alimentación no es la adecuada, su función inmunológica se verá comprometida y si su sistema inmunológico se debilitará, la capacidad de las bacterias para causar estragos se magnifica.

Entonces, ¿esto significa que tiene que extraer todos los conductos radiculares de sus dientes?

No, dice el Dr. Kulacz.

“No podemos ser tan cerrados de mente al ignorar la odontología convencional o la medicina convencional sólo porque no creemos en una parte de ella.

Decir simplemente que vamos a extraer todos los conductos radiculares de los dientes y vamos a curar todas las enfermedades no es válido. Eso es tan malo como decir que los conductos radiculares de los dientes no podrían causar ningún problema.

Tenemos que encontrar el equilibrio… tenemos que evaluar objetivamente y luego llegar a una conclusión razonable y un protocolo sobre qué hacer con estos conductos radiculares.”

Si considera practicarse una endodoncia, evalué los datos y su situación personal, así como sus riesgos de salud, antes de tomar su decisión.

También sugeriría considerar la terapia de ozono antes de una endodoncia o extracción del diente.

La terapia de ozono se administra típicamente a través de una jeringa, justo o alrededor de la base del diente. Se necesitan múltiples visitas para combatir la infección. El ozono es directamente tóxico para el material infeccioso y también estimula el sistema inmunológico.

Tuve la oportunidad de evitar un tratamiento del conducto radicular al utilizar la terapia de ozono no hace mucho tiempo. Sin embargo, si el tejido pulpar ha muerto por completo debido a la infección, nada, incluyendo el ozono, traerá el diente de regreso a la vida.

Tomó cerca de cinco tratamientos. Es seguro, no tóxico y relativamente barato, por lo que podría valer la pena considerarlo antes de tomar medidas más drásticas.

Si decide que le extraigan el diente en lugar de hacer un tratamiento de conducto radicular, hay varias opciones sobre cómo restaurar el diente faltante.

  • La primera opción y la más económica es con un aparato removible o una dentadura parcial. Tiene que retirarlo por la noche, ponerlo de nuevo en la mañana y mantenerlo limpio. Es la forma menos invasiva para restaurar los dientes perdidos.

  • La segunda alternativa y considerablemente más cara es hacer un puente. Los dientes de cada lado del diente faltante se preparan para tapas o coronas y el diente faltante se une a esos dos dientes pilares. El puente se pone de forma permanente como una unidad.

    El problema es que hay que cortar mucho del esmalte de los dientes adyacentes, lo que provoca un traumatismo en los dientes, con el riesgo de tener que realizar otro tratamiento del conducto radicular a través del tiempo.


Lo que Necesita Saber Sobre los Implantes Dentales

  • La tercera opción es un implante dental, donde se inserta un tornillo en el hueso maxilar después de un tiempo de curación de entre tres y seis meses para asegurar una base de hueso sólido y sano en la mandíbula.

    Entonces se construye un diente sobre la parte superior del implante.

    El implante funciona como lo hubiera hecho su raíz y tendrá una corona permanente que funciona como su diente real. Mientras que eso podría sonar ideal, hay posibles problemas a considerar.

En primer lugar, si se utiliza un implante de titanio, está poniendo metal en el hueso maxilar, lo que podría provocar una respuesta galvánica o tipo batería con otros metales en la boca.

Hay informes en la literatura de las alergias y toxicidad del tejido para el metal utilizado en implantes dentales, que también podría afectar negativamente a la salud.

Por lo menos, si está considerando un implante dental de titanio, realice una prueba de alergias a todos los metales presentes en ese implante. Esto es especialmente cierto si tiene una sensibilidad conocida a los metales.

El Dr. Kulacz prefiere los implantes de circonio, ya que no tienen iones metálicos que se encuentran en los implantes de titanio.

Sin embargo, si se coloca un implante en el hueso donde previamente se realizó un tratamiento de endodoncia y el hueso no se limpió lo suficiente cuando se extrajo el diente, entonces el hueso aún podría estar infectado.

En tal caso, lo que hace es colocar un implante en un hueso crónicamente infectado, que no es aconsejable.

“Es importante que cuando extraiga el conducto radicular del diente elimine el ligamento periodontal (el pequeño arnés que sujeta el diente al hueso de la mandíbula), la lámina dura o la entrada del hueso (el único propósito de la entrada del hueso es apoyar el diente) y luego una pequeña cantidad de hueso fuera de ese espacio.

Eso se hace con un torno dental de velocidad lenta con copiosa o mucho sellado estéril y riego para mantener el hueso sano.

Si lo hace, eliminará la infección, inducirá un buen flujo de sangre en el hueso maxilar – sin sangre, no hay curación – y tiene un hueso saludable, curado y sin infección al que luego podría colocar el implante dental” dice.

“Los cultivos bacterianos y la biopsia del tejido del hueso que esta alrededor después de una limpieza a fondo de la entrada al hueso podrían descubrir cualquier infección residual que pudiera quedar.

Es por esto que no soy partidario de la colocación inmediata de un implante dental después de una endodoncia, prefiero esperar a los resultados de los cultivos y la biopsia, así como la curación adecuada del hueso.”

La enfermedad de las encías también es un problema común asociado con los implantes.

Una infección o una inflamación en las encías es muy similar a tener una infección o inflamación en el hueso o conducto radicular. Los dientes naturales tienen una barrera contra la migración de las bacterias alrededor del hueso. Están llenas de fibras que se insertan de la goma a la raíz del diente y el hueso, lo que impide que las bacterias entren en el área del hueso.

Los implantes dentales no tienen eso. Dependen de una capa pegajosa segregada por la encía alrededor de la banda del collar del poste que soporta la corona.

Esa banda del tejido tiene que mantenerse con una buena higiene oral para prevenir la inflamación que de otro modo podría aflojar el tejido alrededor del diente.

Si tiene enfermedad de las encías y no limpia profundamente el poste del implante, la enfermedad de las encías alrededor de los implantes progresará mucho más rápidamente que alrededor de un diente natural.

Si tiene un implante dental, es imprescindible seguir una estricta higiene oral o podría acabar rápidamente con problemas en las encías.


Un Diente, Después de la Endodoncia, está Muerto y el Tejido Necrótico tiende a Causar Problemas

Un diente, después de la endodoncia ya no está vivo. Es el tejido muerto el que nunca debería ser dejado en su cuerpo.

Si tiene apendicitis, el cirujano simplemente no lo removerá y lo deja ahí. Él tiene que quitarlo. Sin embargo, cuando se trata de los dientes, esta regla es ignorada.

Según el Dr. Kulacz, muchas personas que vinieron a verlo – a menudo como último recurso – fueron capaces de resolver los problemas crónicos de salud una vez que extrajeron los conductos radiculares del diente gravemente infectados y/o trataron la infección adecuadamente.

Curiosamente, el Dr. Weston A. Price incluso fue capaz de reproducir las enfermedades de las personas en conejos, simplemente al implantar el conducto radicular del diente de la persona debajo de la piel del conejo.1

“La ADA intenta refutar el trabajo de Price, diciendo que carece de controles adecuados y que utiliza demasiadas bacterias cuando se contaminan estos conejos con las bacterias.

Bueno, eso no es verdad. Se llevaron el conducto radicular real y se implantó el mismo conducto radicular sin más bacterias de las que se encontraron en la persona de donde se originaron.

Ese mismo diente se implantó bajo la piel de los conejos.

Y he aquí, encontrarían la misma enfermedad en los conejos. La ADA dice que repitieron el trabajo de Price y lo tomaron como inválido. Bueno, ellos nunca lo hicieron. Yo lo busqué. Se los envíe por correo electrónico. No se repitió el trabajo de Price.

Además, la investigación actual apoya las afirmaciones de Price de que las bacterias del conducto radicular de los dientes SI viajan a sitios distantes en el cuerpo.”

Más Información

Para obtener más información sobre las endodoncias y/o para ayudar a educar a su dentista, les recomiendo mucho tomar una copia del libro del Dr. Kulacz, The Toxic Tooth: How a Root Canal Could Be Making You Sick.

Si su dentista es honesto y sincero, él o ella probablemente llegará a la misma conclusión racional que el Dr. Kulacz.

Por supuesto, en muchos casos, es muy probable que se encuentre con la resistencia. Esto parece ser la norma antes de cambiar el pensamiento y finalmente alejarse de la mayoría. En algunos casos, la resistencia podría ser grave.

El Dr. Kulacz terminó perdiendo su trabajo después de que la junta dental del estado de Nueva York divulgó una serie de cargos en su contra, incluyendo “conducta inapropiada” para la extracción de los conductos radiculares de los dientes.

Inicialmente, el consejo dental quería retirar su licencia dental, pero dio marcha atrás cuando el fiscal admitió que ningún dentista en realidad había examinado las grandes cantidades de datos que había enviado en defensa de su tratamiento de un caso de mala conducta en nombre de la junta dental.

“Llamé a la canciller de la junta de regentes del estado de Nueva York y le dije:

Su tablero dental es corrupto.

El fiscal me confesó que mi caso no se trataba de la justicia. No se trataba de la verdad. El consejo dental tenía una agenda. Ellos descartaron el archivo de este paciente como causa de acción.”

“Ahora, no soy un tipo al que le guste conspirar.

Nunca pensé que este tipo de cosas podrían suceder. De hecho, si alguien me hubiera dicho en los años previos de que esto podría suceder, hubiera pensado que estaban locos.

Pero me sucedió a mí,” dice el Dr. Kulacz.

“Al día siguiente, el abogado del Estado de Nueva York me llamó y me dijo, ‘El consejo dental va a retirar todos los cargos si acepta una violación a los registros.’

Ellos tenían que tener algo, de lo contrario podría ir tras ellos por falsa acusación.”

Teniendo en cuenta que habría tomado varios años y un cuarto de millón de dólares para continuar la lucha, aceptó la violación a los registros de – sin darse cuenta de que esto efectivamente lo pondría fuera del negocio…

Mantuvo su licencia dental, pero nunca se dio cuenta que al aceptar la violación aumentaría diez veces su prima de seguros de mala práctica – de $8,000 a $80,000 dólares al año.

Después de haber cerrado por un año debido a las acciones de la junta directiva, tomó la dolorosa decisión de no volver a abrir. La historia del Dr. Kulacz es un ejemplo más de lo que le podría pasar a un profesional que se resiste a la tendencia.

No es muy diferente al caso de Ignaz Semmelweis, un ginecólogo y cirujano que hace unos 150 años, fue descalificado por su teoría de que los microbios causan infección.

Semmelweis fue etiquetado por sus colegas como “loco” por tener la audacia de sugerir que debían lavarse las manos cada vez que fueran al baño, y lo acusaron por eso.

Trató de continuar su investigación, pero fue condenado al exilio por la comunidad médica. Su salud mental se deterioró con el tiempo, lo que lo llevo a la muerte en un manicomio.

Afortunadamente para nosotros, el Dr. Kulacz escribió un libro en lugar de darle vueltas al dolor y frustrarse por perder dos décadas de una larga carrera.

Es un gran recurso, con los detalles necesarios para convencer a las personas más racionales que los conductos radiculares no están en el mejor interés de su salud. Y si tiene una endodoncia sea prudente y considere la posibilidad de una extracción si se le indica.

También podría obtener más información en su página Web, coletrex.com o ponerse en contacto con él por correo electrónico a: rkulacz@yahoo.com.

Referencias

  1. Weston A. Price Foundation – June 25, 2010


Endodoncia

–   La Raíz de la Causa de Muchas Enfermedades   –
por Joseph Mercola
18 Febrero 2012

del Sitio Web Mercola

Versión original en ingles

El 97% de los Pacientes con Cáncer Terminal Previamente fueron Sometidos a este Procedimiento Dental

¿Usted padece de una enfermedad degenerativa crónica?

De ser así, ¿alguna vez le han dicho que “todo está en su cabeza”?

Bien, probablemente eso no se encuentre muy lejos de la realidad… la causa principal de su enfermedad podría estar en su boca.

Hay un procedimiento dental muy común el cual la mayoría de los dentistas le dirán que es seguro, a pesar del hecho de que los científicos han estado advirtiendo de sus peligros por más de 100 años.

Todos los días, tan sólo en los Estados Unidos, se llevan a cabo 41,000 procedimientos dentales de este tipo en pacientes que creen que estás seguros y que están arreglando su problema de forma permanente.


¿Cuál es el procedimiento dental?

La endodoncia o tratamiento de conducto.

En este país se llevan a cabo más de 25 millones de endodoncias cada año.

Las endodoncias son esencialmente dientes “muertos” que se pueden convertir en incubadoras silenciosas de bacterias anaeróbicas altamente tóxicas que pueden, bajo ciertas condiciones, llegar hasta su torrente sanguíneo para causar una serie de enfermedades médicas sumamente serias- muchas de las cuales no aparecen hasta algunas décadas más tarde.

La mayoría de estos dientes tóxicos se ven y se sienten bien durante muchos años, lo que provoca que la enfermedad sistémica sea aún más difícil de detectar.

Lamentablemente, la gran mayoría de los dentistas desconocen los graves riesgos de salud a los que están exponiendo a sus pacientes, riesgos que son para el resto de la vida del paciente.

La Asociación Dental Americana (ADA) afirma que se ha demostrado que las endodoncias son seguras, pero NO tienen ningún tipo de información publicada ni investigaciones que respalden esta afirmación.

Afortunadamente, he tenido algunos mentores como el Dr. Tom Stone y el Dr. Douglas Cook, quienes me han estado educando sobre este problema desde hace casi 20 años. Si no fuera por un brillante dentista que hace más de un siglo relacionó las endodoncias con las enfermedades, esta causa subyacente de enfermedades podría haberse mantenido oculta hasta la fecha.

El nombre de este dentista era Weston Prince – considerado por muchos como el mejor dentista de todos los tiempos.


Weston A. Price – El Mejor Dentista del Mundo

La mayoría de los dentistas estaría realizando un gran servicio a la salud pública si estuvieran familiarizados con el trabajo del Dr. Weston Price. i

Por desgracia, su trabajo sigue siendo reprimido e ignorado por muchos profesionales en salud médica y dental.

El Dr. Price fue un dentista e investigador que viajó alrededor del mundo para estudiar los dientes, los huesos y el tipo de alimentación de las poblaciones nativas que vivían sin los “beneficios” de los alimentos modernos.

Por el año de 1900, Price había estado tratando las infecciones persistentes a causa de las endodoncias y comenzó a sospechar que las endodoncias siempre terminan en infecciones, a pesar de los tratamientos.

Entonces un día, le recomendó a una mujer, que llevaba seis años con silla de ruedas, a que le quitaran la endodoncia, a pesar de que parecía estar en perfectas condiciones.

Ella aceptó, así que él le extrajo su diente y posteriormente lo implanto bajo la piel de un conejo. Asombrosamente, el conejo desarrolló el mismo tipo de artritis que padecía la mujer y murió a causa de una infección 10 días después. Pero la mujer, ahora libre de dientes tóxicos, se recupero inmediatamente de su artritis y pudo caminar sin la ayuda de un bastón.

Price descubrió que es mecánicamente imposible esterilizar un diente con endodoncia (por ejemplo, empastados).

Después, el continuó demostrando que muchas enfermedades crónico degenerativas se originan de la práctica de la endodoncia:

las enfermedades más frecuentes eran enfermedades cardíacas y circulatorias.

De hecho, él descubrió 16 agentes bacterianos diferentes que causan estas enfermedades.

Pero también hubo fuertes correlaciones entre los dientes empastados y enfermedades articulares, cerebrales y nerviosas. El Dr. Price se dedicó a escribir dos libros revolucionarios en 1922 que detallan su investigación sobre la relación entre la patología dental y las enfermedades crónicas.

Lamentablemente, su trabajo fue enterrado deliberadamente durante 70 años, hasta que finalmente un endodoncista llamado George Meining reconoció la importancia del trabajo del Dr. Price y trató de exponer la verdad.

El Dr. Meining Mejora el Trabajo del Dr. Price

El Dr. Meining, nativo de Chicago, fue capitán en el ejército de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial antes de mudarse a Hollywood para convertirse en el dentista de las estrellas.

Eventualmente se convirtió en uno de los miembros fundadores de la Asociación Americana de Endodoncistas (AAEespecialistas en endodoncias).

En la década de 1990, pasó 18 meses inmerso en la investigación del Dr. Price. En junio de 1993, el Dr. Meining publicó el libro llamado “Root Canal Cover-up“, que sigue siendo la mejor referencia sobre el tema hasta la fecha.

Usted puede pedir su copia directamente en la Price-Pottenger Foundation. ii


Lo Que los Dentistas No Saben Sobre la Anatomía de sus Dientes

Sus dientes están hechos de las sustancias más duras en su cuerpo.

En medio de cada diente se encuentra la cámara pulpar, una suave estructura interna que alberga vasos sanguíneos y nervios. Rodeando la cámara pulpar se encuentra la dentina, que está hecha de células vivas que secretan una sustancia mineral dura. La capa más remota y difícil de su diente es el esmalte blanco, que encierra la dentina.

Las raíces de cada diente descienden hasta su mandíbula y son sujetadas por el ligamento periodontal.

En la escuela, a los dentistas se les enseña que cada diente tiene de uno a cuatro canales principales. Sin embargo, existen canales adicionales que jamás son mencionados. Literalmente miles de ellos.

Al igual que su cuerpo que tienen grandes vasos sanguíneos que ramifican en pequeños tubos capilares, cada uno de sus dientes tiene muchos túbulos muy pequeños que si son estirados, podrían extenderse hasta tres millas.

Weston Price identificó tantos como 75 canales adicionales en un solo incisivo central (diente frontal).

Para una explicación más detallada, consulte un artículo realizado por Huggings, DDS, MS en el sitio Web de la Fundación Weston A. Price. iii

(Estas imágenes fueron tomadas del artículo de Huggings.)

Por lo regular, los microorganismos microscópicos se mueven dentro y alrededor de estos túbulos, como topos en túneles subterráneos.

Cuando un dentista realiza una endodoncia, el o ella hace un hueco en el diente, después llena ese hueco con una sustancia (llamada gutapercha), que le corta al diente su suministro de sangre, por lo que el líquido ya no pude circular a través del diente.

Pero los pequeños túbulos permanecen ahí.

Y las bacterias, a las cuales les quitan su suministro de alimentos, se esconden en estos túneles en donde están muy seguras de los antibióticos y de las propias defensas inmunológicas de su cuerpo.


La Causa Principal de Muchas Enfermedades

Bajo el estrés causado por la falta de oxigeno y privación de nutrientes, estos amigables organismos se transforman en algo más fuerte, más virulento que produce una variedad de poderosas toxinas.

Lo que antes eran bacterias amigables y ordinarias se convierten patógenos altamente tóxicos que acechan en los túbulos del diente muerto, sólo en espera de una oportunidad para propagarse.

Ninguna cantidad de esterilización ha sido eficaz con el fin de alcanzar estos túbulos – y se ha encontrado que casi cada uno de los dientes con endodoncia ha sido colonizado por estas bacterias, en especial alrededor de la punta y en ligamento periodontal.

Algunas veces, la infección se extiende hasta el hueso maxilar en donde provoca cavitación – áreas de tejido necrótico en el hueso de la mandíbula.

Las cavitaciones son áreas de hueso sin cicatrizar, a menudo acompañados de bolsas de tejidos infectados y gangrenados. A veces se forman después de la extracción del diente (como la extracción de la muela del juicio), pero también pueden formarse después de una endodoncia.

De acuerdo con la Fundación Weston Price, en los registros de 5,000 limpiezas quirúrgicas de cavitación, sólo se encontraron dos que habían sanado. Y todo esto ocurre acompañado de pocos o de ningún tipo de síntoma.

Por lo que usted podría tener un absceso en el diente muerto y ni siquiera saberlo.

Esta infección focal en el área inmediata de la endodoncia es lo suficientemente mala, pero el daño no se detiene allí.


Las Endodoncias Pueden Conducir a Enfermedades del Corazón, Riñones, Huesos y Cerebro

Siempre y cuando su sistema inmunológico se mantenga fuerte, cualquier tipo de bacteria que se encuentre lejos del diente infectado es capturada y destruida.

Pero si su sistema inmunológico se encuentra debilitado debido a un accidente, enfermedad o trauma, su sistema inmunológico podría ser incapaz de mantener la infección bajo control.

Estas bacterias puede salir de los tejidos e ir hacia el torrente sanguíneo, en donde son transportados hacía nuevos lugares para establecerse. Esos nuevos lugares pueden ser cualquier órgano, glándula o tejido.

El Dr. Price fue capaz de transmitir enfermedades albergadas por seres humanos a los conejos, al implantar fragmentos de diente con endodoncia, como lo mencioné en la parte de arriba. Él encontró que cuando le implantó al conejo los fragmentos de diente de una persona que sufrió un ataque cardíaco, le causaría un ataque cardíaco al conejo en pocas semanas.

Él descubrió que podía pasarle la enfermedad cardíaca al conejo el 100 por ciento de las veces. Otras enfermedades eran más de 80 por ciento transferibles al utilizar este método.

Casi todas las enfermedades crónicas degenerativas han sido relacionadas con las endodoncias, incluyendo:

  • Enfermedades cardíacas

  • Enfermedades renales

  • Artritis, enfermedades reumáticas y articulares

  • Enfermedades neurológicas (incluyendo ALS y MS)

  • Enfermedades autoinmunes (Lupus y más)

También podría haber una conexión con el cáncer.

El Dr. Robert Jones, un investigador de la relación entre las endodoncias y el cáncer de mama, descubrió una correlación extremadamente alta entre las endodoncias y el cáncer de mama. iv

Él afirma que ha encontrado las siguientes correlaciones en un estudio que duró cinco años sobre de 300 casos de cáncer de mama:

  • Al 93 por ciento de las mujeres con cáncer de mama se les había practicado una endodoncia

  • El 7 por ciento tuvo otra patología dental

  • Los tumores, en la mayoría de los casos, estaban del mismo lado del cuerpo que en donde se practicó la endodoncia u otra patología dental

El Dr. Jones afirma que las toxinas de las bacterias en un diente infectado o mandíbula son capaces de inhibir las proteínas que suprimen el desarrollo tumoral.

Un médico alemán reportó hallazgos similares.

El Dr. Josef Issels reportó que, en sus 40 años de tratar con pacientes con cáncer “terminal”, al 97 por ciento de sus pacientes con cáncer se les había practicado una endodoncia.

Si estos médicos están en lo cierto, la cura para el cáncer podría ser tan simple como extraerse un diente y después reforzar su sistema inmunológico.


Las Bacterias Buenas Se Vuelven Malas

¿Cómo están relacionadas estas bacterias orales mutantes con las enfermedades cardíacas o la artritis?

La ADA y la AAE afirman que es un “mito” que las bacterias que se encuentran dentro y alrededor de un diente con endodoncia puedan causar una enfermedad. v

Pero ellos basan esa afirmación en la misma suposición equivocada de que las bacterias en estos dientes enfermos son las MISMAS que las bacterias que normalmente se encuentran en su boca – y claramente ese no es el caso.

En la actualidad, las bacterias pueden identificarse por medio de un análisis de ADN, ya sea que estén vivas o muertas, de los rastros de los indicadores de ADN.

Como una continuación del trabajo del Dr. Price, la Fundación de Investigación de Elementos Tóxicos (TERF por sus siglas en inglés) utilizó un análisis de ADN para examinar un diente con endodoncia y encontraron contaminación bacteriana en el 100 por ciento de las muestras analizadas.

Identificaron 42 especies diferentes de bacterias anaeróbicas en 43 muestras. En las cavitaciones, identificaron 67 bacterias diferentes en 85 muestras analizadas, con muestras individuales que albergaban entre 19 y 53 tipos de bacterias cada una.

Las bacterias que se encontraron incluyen los siguientes tipos:

  • Capnocytophagaochracea vi

  • Fusobacteriumnucleatum vii

  • Gemellamorbillorum viii

  • Leptotrichiabuccalis

  • Porphyromonasgingivalis ix

¿Acaso estas son simplemente bacterias benignas y ordinarias?

Por supuesto que no:

  • cuatro de ellas pueden dañar su corazón

  • tres pueden dañar sus nervios

  • dos pueden dañar sus riñones

  • dos pueden dañar su cerebro

  • una puede dañar sus cavidades en los senos,

…así que son todo MENOS amigables. (Si quiere ver que tan desagradables pueden ser, lo invito a revisar las ‘Referencias’ a pie de pagina.)

Se encontró aproximadamente un 400 por ciento más de bacterias en la sangre que rodea el diente con endodoncia que lo que se encontró en el mismo diente, lo que sugiere que el diente incuba el ligamento periodontal es el suministro de alimentos.

Se descubrió que el hueso que rodea al diente afectado tiene aún MÁS bacterias… no es una sorpresa, ya que el hueso es un buffet virtual de los nutrientes bacterianos.


¿Desde Cuándo Es una Buena Idea Dejar una Parte Muerta DENTRO de su Cuerpo?

No existe otro procedimiento médico que permita dejar una parte de un cuerpo muerto dentro de su cuerpo.

Cuando el apéndice muere, es removido. Si usted sufre un congelamiento o gangrenarían de algún dedo del pie, este es amputado. Si un bebé muere en útero, por lo general el cuerpo inicia un aborto.

Su sistema inmunológico no se preocupa por las sustancias muertas y la simple presencia de tejido muerto puede provocar que su sistema inmunológico lance un ataque, que es otra de las razones por las que se deben evitar las endodoncias – dejan un diente muerto.

La infección, además de la reacción inmunológica de rechazo, provoca que se acumulen más bacterias en el tejido muerto.

En el caso de las endodoncias, se les da a las bacterias la oportunidad de irse hacia al torrente sanguíneo cada vez que muerde.


Porqué los Dentistas se Aferran a la Creencia de Que las Endodoncias son Seguras

La ADA rechaza la evidencia del Dr. Price, afirmando que las endodoncias son seguras, sin embargo no presentan información publicada o investigaciones reales que respalden su afirmación.

La Asociación Americana del Corazón recomienda una dosis de antibióticos antes de muchos procedimientos dentales de rutina, con el fin de prevenir la endocarditis infecciosa (EI) si padece de problemas cardíacos que lo predispongan a este tipo de infección.

Así que por un lado, la ADA reconoce que las bacterias orales pueden llegar desde su boca hasta su corazón y causar infecciones potencialmente mortales.

Pero al mismo tiempo, la industria vehementemente niega cualquier posibilidad de que estas mismas bacterias – cepas tóxicas CONOCIDAS por ser patógenas para los seres humanos – pueden esconderse en el diente afectado para ser liberadas en su torrente sanguíneo cada vez que mastica, en donde pueden causar graves daños a su salud de muchas maneras diferentes.

  • ¿Esto realmente es un salto tan grande?

  • ¿Podría haber otra razón por la que muchos dentistas, así como la ADA y la AAE, se niegan a admitir que las endodoncias son peligrosas?

Bueno, sí, de hecho si la hay.

La endodoncia es el procedimiento dental más rentable. x


Qué Necesita Saber Para EVITAR una Endodoncia

Recomiendo firmemente que no se practique una endodoncia nunca.

Arriesgar su salud con el fin de conservar un diente simplemente no tiene sentido. Lamentablemente, hay muchas personas que ya se han hecho una. Si este es su caso, debería considerar que le remuevan el diente, incluso si este se ve y se siente bien.

Recuerde, tan pronto como su sistema inmunológico se vea comprometido, su riesgo de desarrollar problemas serios de salud aumenta- y los ataques al sistema inmunológico son algo muy frecuente en el mundo actual.

Si le han extraído un diente, hay algunas opciones disponibles para usted.

  • Prótesis parcial:

    Está es una dentadura removible, que muchas veces es llamada “parcial”. Es la opción más sencilla y menos cara.

  • Puente:

    Este es un elemento más permanente, es como un diente real pero es un poco más complicado y más caro de construir.

  • Implante:

    Este es un diente artificial permanente, por lo general de titanio, implantado en las encías y mandíbula. Este procedimiento tiene algunos problemas debido a las reacciones a los metales que se utilizan. El zirconio es un material nuevo que ha mostrado tener menos complicaciones.

Pero el simple hecho de sacar el diente y poner algún tipo de sustituto artificial no es suficiente.

A los dentistas se les ha enseñado a quitar el diente pero dejar el ligamento periodontal. Pero como ya sabemos, este ligamento puede servir para alimentar las bacterias mortales.

La mayoría de los expertos que han estudiado esto, recomiendan que también se extraiga este ligamento, junto con un milímetro de cavidad ósea con el fin de reducir dramáticamente su riesgo de desarrollar una infección a causa de los tejidos infectados con bacterias que fueron dejados.

Le recomiendo firmemente que consulte a un dentista biológico, porque ellos son los únicos que han sido entrenados adecuadamente para hacer este tipo de extracción de manera correcta y segura, también son expertos en la eliminación de empastes de mercurio, de ser necesario.

Su enfoque sobre la atención dental es mucho más holístico y considera el impacto en todo su cuerpo – no SOLO en su boca.

Si necesita encontrar un dentista biológico en su área, le recomiendo visitar toxicteeth.org, xi una fuente patrocinada por Consumers for Dental Choice. Esta organización, liderada por Charlie Brown, es una organización de gran reputación que ha luchado para proteger y educar a los consumidores para que tomen decisiones mejor informadas sobre su cuidado dental.

La organización también dirige la Campaña por una Odontología libre de Mercurio.


Referencias

  1. Weston A. Price Foundation
  2. Price-Pottenger Foundation
  3. Weston A. Price Foundation June 25, 2010
  4. Quantum Cancer Management
  5. American Association of Endodontists
  6. Journal of Clinical Microbiology February 2007
  7. Journal of Clinical Microbiology July 2003
  8. Clinical Infectious Diseases June 1996
  9. Science Daily January 4, 2011
  10. The Wealthy Dentist July 12, 2011
  11. ToxicTeeth.org
  12. Fuente:bibliotecapleyades.net

Anuncios