Les dejo 2 artículos relacionados con el temido Bisfenol A:-dónde se puede encontrar el Bisfenol A en lo que comemos y bebemos a diario y luego,lo más importante,cómo eliminar tal sustancia y otras nocivas para el cuerpo(volver a las Saunas podría ser muy pero que muy útil)…

https://carlosdeprada.wordpress.com/toxicos-y-salud/sustancias-conflictivas/bisfenol-a/
por Sayer Ji
23 de julio 2013

Del sitio Web GreenMedInfo 

traducción de Adela Kaufmann

Una nueva investigación está revelando algo notable acerca de por qué el cuerpo suda.

 

Más allá de su evidente papel en la regulación de la temperatura corporal, la sudoración se ha encontrado que facilita la eliminación de metales pesados acumulados y petroquímicos, lo que indica que si queremos estar sanos debemos poner esfuerzo regular para sudar más. 

 

El sudar ha sido conocido de mucho tiempo como una fuente de ‘limpieza’ corporal, si es que no también “limpieza” espiritual.

 

Pero hasta hace poco, muy poca confirmación “científica” existía probando que el uso de calor y / o ejercicio para facilitar la desintoxicación inducida por la transpiración en realidad funciona de la manera que muchos defensores de la salud natural afirman.

 

Con el auge de la Biomedicina y su llamado modelo “basado en la evidencia” de determinar lo que es verdad y por lo tanto legal a la práctica, esta notable falta de pruebas clínicas ha dado lugar a una verdadera inquisición contra los que dicen que la desintoxicación del cuerpo a través del sudor es nada más una forma de “charlataneria”.

Sudoración confirmada como un desintoxicante de metales

Entre las conclusiones de un estudio pionero de 2011 publicado en la revista Archivos de Contaminación y Toxicología Ambiental, que exploró los efectos de los elementos tóxicos de la bio-acumulación en el cuerpo humano y su método de eliminación:

“Se han encontrado elementos tóxicos en diferentes grados en la sangre, orina y sudor. Los niveles séricos de la mayoría de los metales y metaloides son comparables con los encontrados en otros estudios en la literatura científica. Muchos elementos tóxicos parecían ser excretados preferentemente a través del sudor.

 

Supuestamente almacenado en los tejidos, algunos elementos tóxicos fácilmente identificados en el sudor de algunos participantes no fueron encontrados en su suero. La sudoración inducida parece ser un método potencial para la eliminación de muchos elementos tóxicos del cuerpo humano.” [1]

Los investigadores también tomaron la importante observación de que,

“El Bio-monitoreo de elementos tóxicos a través de la sangre y / o los análisis de orina puede subestimar la carga corporal total de tales sustancias tóxicas. El análisis de sudor debe ser considerado como un método adicional para controlar la bioacumulación de elementos tóxicos en los seres humanos. ”

Estos hallazgos son verdaderamente novedosos en cuanto a la sudoración, al menos desde el punto de vista de la biología evolutiva, es considerado que existe principalmente para la termorregulación (el sudor enfría la superficie de la piel y reduce la temperatura del cuerpo, funcionando como un sistema de enfriamiento de todo el cuerpo).

 

Mientras las glándulas sudoríparas tienen un papel secundario bien conocido de la excreción de agua y electrolitos, esta función generalmente no es entendida como una forma de ‘desintoxicación.’

 

Además, este estudio pone de relieve cuán común es para la práctica médica convencional pasar por alto la importancia de los factores ambientales en la salud (por ejemplo, la exposición a metales, productos petroquímicos, toxinas), ya que muchos de estos ‘vectores’ de exposición/intoxicación no son correctamente medibles a través de análisis de sangre u orina, es decir, incluso cuando se preocupan de mirar.

 

Este punto ciego, por supuesto, alimenta la ilusión de que se pueden suprimir los síntomas corporales asociados a la exposición del medio ambiente con productos químicos patentados adicionales, en la espiral descendente que es la medicina basada en las drogas.

 

El método alternativo obvio – identificar y eliminar los venenos – ni siquiera está en la mesa, a menos que el médico pase a ser consciente de los principios médicos naturales, integradores o funcionales, y que tenga el valor de ir en contra de lo aprobado por la FDA y el grano del blindaje de la responsabilidad para emplearlos.

Del Por qué los Análisis de Sangre y de Orina Pueden Fallar en Revelar el Problema

 

Estos hallazgos preliminares fueron confirmados en un meta-análisis de 2012 publicado en el Diario de Salud Pública y Medio Ambiente.

 

El estudio titulado “El arsénico, el cadmio, el plomo y el mercurio en el sudor: una revisión sistemática“, fue realizado por investigadores del Hospital de Niños del Instituto de Investigación de Ontario, Ontario, Canadá, y se basó en una revisión de 24 estudios sobre la sustancia tóxica niveles en el sudor. [2]

 

Los investigadores descubrieron lo siguiente:

  • En los individuos con mayor exposición o carga corporal, el sudor generalmente supera las concentraciones en el plasma o en la orina, y cutáneamente se podría igualar o superar la excreción urinaria diaria.
  • La excreción cutánea de arsénico fue varias veces mayor en las personas expuestas al arsénico que en los controles no expuestos.
  • El cadmio estaba más concentrado en el sudor que en el plasma sanguíneo.
  • El sudor de plomo fue asociado con las moléculas de alto peso molecular, y en un estudio de intervención, los niveles fueron más altos en la resistencia comparados con el ejercicio intensivo.
  • Los niveles de mercurio se normalizaron con repetidos saunas en un reportes de un caso.

Los investigadores concluyeron,

“Sudar merece consideración para la desintoxicación de elementos tóxicos.”

La Sudoración También Elimina los Insidiosos BPA y Ftalatos de los Petroquímicos

 

Pero hay mas…

 

Dos nuevos estudios publicados en el 2012 encontraron que la sudoración aumenta la eliminación de peligrosos productos petroquímicos, disruptores endocrinos.

 

El primer estudio, que incluyó 20 sujetos sometiéndose a una sudoración inducida, encontraron que la petroquímica ubicua bisfenol A (BPA) era excretada a través del sudor, incluso en algunos individuos sin BPA fueron detectados en su suero o muestras de orina. [3]  

 

Esto indica claramente que el cuerpo utiliza sudor para deshacerse del BPA que ha bio-acumulado en el tejido.

 

El segundo estudio por el mismo grupo de investigación, también involucrando a 20 sujetos, encontró que el ftalato, un plastificante ligado al cáncer de mama y diversas otras condiciones asociadas con la alteración endocrina, estaba presente en concentraciones dos veces más altas en el sudor en comparación con la orina, y en varios individuos se encontró en el sudor, pero no en su suero sanguíneo,

“… sugiriendo la posibilidad de retención de ftalato y bio-acumulación.”

Los investigadores concluyeron:

“La transpiración inducida puede ser útil para facilitar la eliminación de algunos compuestos potencialmente tóxicos, incluyendo el ftalato DEHP y MEHP.” [4]

Observaciones finales y sugerencias

 

¿La conclusión?

 

La sudoración realiza más que simplemente una función de enfriamiento para el cuerpo. Parece que también es un camino a través de la cual la carga corporal de las toxinas acumuladas puede ser desintoxicada más rápidamente. La tradición médica natural ha sostenido durante mucho tiempo que la piel es el órgano más grande de eliminación, y que muchas veces los problemas de la piel reflejan un estado de toxicidad crónica.

 

Tal vez la ciencia moderna sólo ahora está alcanzando estas antiguas observaciones.

 

En cuanto a la aplicación práctica, ¿cuáles son las mejores maneras de sudar?

 

El ejercicio y la terapia de sauna tienen una amplia gama de beneficios adicionales para la salud “basadas en la evidencia” (por no mencionar que uno se siente bien después!), proporcionando un montón de razones para participar de estas actividades con el suficiente esfuerzo y disciplina para obtener un buen sudor.

 

En verdad, cualquier forma de movimiento intencional sostenido durante el tiempo suficiente, con la intensidad adecuada, puede producir un sudor saludable.

 

Como dijo Edgar Allan Poe,

“Las mejores cosas de la vida te hacen sudar.”

 

Recursos

  1. Stephen J Genuis, Detlef Birkholz, Ilia Rodushkin, Sanjay Beesoon. sangre, la orina y el sudor (BUS) estudio: control y eliminación de elementos tóxicos, bioacumulables – Arch Environ Contam Toxicology.2011 Aug; 61 (2) :344-57. Epub 2010 06 de noviembre PMID: 21057782
  2. Margaret E Sears, Kathleen J Kerr, Riina I Bray. arsénico, el cadmio, el plomo y el mercurio en el sudor: una revisión sistemática – J Environ Salud Pública. 2012; 2012:184745. Epub 2012 22 de febreroPMID: 22505948
  3. Stephen J Genuis, Sanjay Beesoon, Detlef Birkholz, Rebecca A Lobo. excreción humana de bisfenol A: la sangre, la orina y el sudor (BUS) estudio – J Environ Salud Pública. 2012; 2012:185731. Epub 2011 27 de diciembre PMID: 22253637
  4. Stephen J Genuis, Sanjay Beesoon, Rebecca A Lobo, Detlef Birkholz. eliminación Humanos de compuestos de ftalato: la sangre, la orina y el sudor (BUS) estudio – ScientificWorldJournal. 2012; 2012:615068. Epub 2012 Oct 31. PMID: 23213291

Fuente:bibliotecapleyades.net

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: