Los seguidores del blog ya deben haber leído algo de lo de abajo:se trata de una lista acerca de “Las 15 Mentiras de la Medicina Alopática Oficial acerca de la Salud”.Leánlo despacito,reflexionen y no tengan miedo de cambiar sus hábitos ni tampoco de hacerle preguntas a sus Médicos

por Marco Torres
30 Julio 2014

del Sitio Web PreventDisease

traducción de Editorial-Streicher
26 Octubre 2014

del Sitio Web Editorial-Streicher

Versión original en ingles

El siguiente artículo apareció publicado en inglés en PreventDisease.com hace tres meses. Lo presentamos ahora en castellano porque nos parece que todo lo que plantea es cierto y es conveniente que se sepa.

Su autor, Marco Torres, un investigador especializado, escritor y defensor de estilos de vida saludables, tiene grados académicos en Salud Pública y Ciencia Medioambiental.

En este conciso artículo tipo “lista de lavandería” señala 15 puntos que denuncian otras tantas mentiras, según su perspectiva, que son constantemente propaladas por los medios de desinformación y por la casta médica y farmacéutica que tan entreverada está con los mecanismos del poder autoritario (“democracias”), gente al parecer bastante ignorante de las reales causas ontológicas de toda enfermedad y unos sinvergüenzas y unos bárbaros en cuanto al modo de remediarlas.

Esta gente engañadora no tiene ningún reparo en causar daños colaterales o futuros durante sus presuntas terapias, no como la Naturaleza, que no se equivocó al darnos un sistema inmunológico que estos tipos ahora dicen que no sirve o que es insuficiente.

Sirva esto para los que aún no están plenamente conscientes del carácter mercantil de la actual “medicina” oficial.




Las 15 Mayores Mentiras que a Usted le Cuentan sobre…

La Salud y La Medicina Oficial


¿Cuestiona usted alguna vez lo que los médicos, los nutricionistas, las instituciones y hasta la ciencia le dicen sobre su salud, alimentación, medioambiente y estilo de vida?

Usted debería, porque vivimos en una época de engaño y duplicidad donde las fuentes de información más valoradas en que usted confía están secuestradas por intereses mucho mayores que los que usted puede imaginar.

La Internet es una de las últimas fronteras para la verdad, que informa y educa a miles de millones acerca de por qué nuestros sistemas de salud, nuestra agricultura, nuestra medicina y muchas otras áreas de las que dependemos nos están fallando.

La razón de que ellas nos estén fallando es porque los gobiernos corruptos, las corporaciones y los medios de comunicación constantemente nos están alimentando con mentiras cada día, las cuales, mediante su repetición, el público finalmente acepta como la verdad.


MENTIRA Nº 1

LOS ORGANISMOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS (OGM) PUEDEN ALIMENTAR AL MUNDO

Muchos alimentos que comemos hoy contienen ingredientes genéticamente modificados y por lo general sin nuestro conocimiento.

Los partidarios de esta tecnología sostienen que esto asegura y sostiene la seguridad alimentaria alrededor del mundo a medida que la población aumenta. Así como hay debates científicos acerca de los méritos de la comida genéticamente diseñada, hay igualmente, si es que no son más importantes, debates acerca de las implicancias socioeconómicas que conlleva el modo en que tal ciencia es publicitada y usada.

Los peligros de los alimentos GM [1] ya no pueden ser negados. Los investigadores han vinculado daños orgánicos [2] con el consumo del maíz GM de Monsanto.

Las compañías de biotecnología afirman erróneamente que sus manipulaciones son similares a los cambios genéticos naturales o a las técnicas tradicionales de cultivo.

Sin embargo, al ser hechas transferencias entre especies, como entre el pescado y los tomates, o entre otras especies no relacionadas, como no ocurrirían en la Naturaleza, se pueden crear nuevas toxinas, enfermedades y achaques. Cuando los ingenieros genéticos insertan un nuevo gen en algún organismo se dan “efectos de posición” que pueden conducir a cambios imprevisibles en el patrón de expresión del gen y en su función genética.

El producto proteico del gen insertado puede producir reacciones inesperadas y dar origen a productos potencialmente tóxicos.

Hay también una seria preocupación por los peligros de la utilización de virus genéticamente diseñados como vehículos de entrega (vectores) en la generación de plantas y animales transgénicos. Esto podría desestabilizar al genoma, y también posiblemente crear nuevos virus, y de esa manera nuevas enfermedades peligrosas.

A diferencia de la contaminación química o nuclear, la contaminación genética se auto-perpetúa.

Nunca puede ser invertida o limpiada; los errores genéticos serán transmitidos a todas las futuras generaciones de una especie [3].

MENTIRA Nº 2

LOS CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS Y LA RADIACIÓN INALÁMBRICA NO SON DAÑINOS PARA LOS HUMANOS

El peligro de la radiación magnética, eléctrica, inalámbrica, de radio (microondas), de la corriente de tierra y la de alta frecuencia, es que es sobre todo invisible hasta que el gran daño ha sido hecho, como el riesgo creciente de algunos tumores cerebrales en los usuarios de teléfono celular a largo plazo.

La sensibilidad a la radiación electromagnética es un problema de salud muy grande de nuestras generaciones más jóvenes.

Los medios de comunicación y la comunidad médica descartan esto, pero es imperativo que los practicantes de la salud, los gobiernos, las escuelas y nuestra sociedad entera aprendan más acerca de los riesgos porque lo que está en juego de la salud humana es significativo [4].

Los estudios sugieren que las mujeres brevemente expuestas a campos electro-magnéticos (CEM) de muy alta intensidad [5] tienen un riesgo mayor de aborto espontáneo, especialmente por los CEM emitidos por los cables eléctricos y otros aparatos.

Un porcentaje creciente de gente está prestando atención ahora al consejo de expertos de salud holística y eliminando sus hornos microondas debido a los peligros que éstos representan para los alimentos [6].

El efecto de los CEM en el tejido biológico sigue siendo controvertido.

Prácticamente todos los científicos están de acuerdo en que se requiere más investigación para determinar los niveles seguros o peligrosos. Es como un gran experimento humano del cual no conoceremos los resultados durante varias décadas.

Ahora, con la creciente proliferación de dispositivos portátiles inalámbricos, es literalmente imposible evitar los CEM en cualquier ciudad importante.

Lo que ellos saben realmente es que el hierro, que es necesario para la sangre saludable y que es almacenado en el cerebro, se ve altamente afectado por los CEM. La permeabilidad de las membranas celulares de nervios, vasos sanguíneos, piel y otros órganos, también es afectada, así como el intrincado ADN de los cromosomas.

Cada proceso bioquímico corporal implica precisamente un movimiento coreográfico de átomos, moléculas, e iones sensibles a los CEM.

No sólo los CEM afectan su propia salud y la de sus hijos y animales domésticos, sino también a la Tierra como un todo, por cuanto nuestro uso excesivo de la electricidad contribuye enormemente a la contaminación por parte de las plantas de electricidad que funcionan a carbón.

Aquellos que son sabios prestarán atención a las advertencias de la sensibilidad eléctrica y reducirán la radiación de CEM en sus casas mediante un buen diseño y reducción de la dependencia de aparatos eléctricos.


MENTIRA Nº 3

LOS EXÁMENES PREVENTIVOS Y LOS TRATAMIENTOS MÉDICOS ‘PREVIENEN’ LA MUERTE

Incluso aunque la comunidad médica abogue por exámenes detectores de enfermedades (screening) regulares para aquellos que tienen enfermedades, ellos pueden entregar poco beneficio y realmente pueden representar un daño para su salud.

Esto se aplica a casi cada tipo de examen preventivo médico para el cáncer y varias otras enfermedades. El examen preventivo conlleva un riesgo inmenso en sí mismo, no sólo debido al daño provocado por las técnicas examinatorias sobre el cuerpo humano, sino por la misma naturaleza de los protocolos de seguimiento médico.

Estos protocolos por lo general instan a los pacientes a involucrarse más profundamente en técnicas más invasivas, que posteriormente mutilan la salud y conducen a un porcentaje muy alto de víctimas.

Los médicos a menudo son criticados por prescribir tests y procedimientos innecesarios que dañan más que ayudan y que añaden gastos médicos que podrían ser de otra manera evitados. Doce pruebas y procedimientos médicos son ahora cuestionados a nivel mundial [7] como innecesarios, que potencialmente causan resultados a veces dañinos para los pacientes.

Los cánceres inducidos por la radiación se han triplicado en las últimas dos décadas, y los diagnósticos mediante imágenes han sido admitidos ya como una causa [8] por el Gobierno estadounidense.

Hay una relación asociativa entre la mortalidad por cáncer de mama y los programas de exámenes por radiación, específicamente por las técnicas de diagnóstico médico como la mamografía [9].

En un estudio sueco de 60.000 mujeres, el 70% de los tumores descubiertos mamográficamente no era tumores en absoluto.

Estos “falsos positivos” no son sólo tensiones financieras y emocionales sino que ellos también pueden conducir a muchas biopsias innecesarias e invasivas. En efecto, el 70 u 80% de todos los mamogramas positivos no muestran, tras la biopsia, ninguna presencia de cáncer.

Un análisis de sangre de la próstata busca el antígeno específico de la próstata, una proteína producida por la glándula prostática. Los niveles altos supuestamente tienen que ver con el cáncer de próstata. El problema es que la asociación no siempre es correcta, y cuando lo es, el cáncer de próstata es no necesariamente mortal.

Sólo aproximadamente el 3% de todos los varones muere de cáncer de próstata.

El test de sangre prostática por lo general lleva a un sobre-diagnóstico, con biopsias y tratamiento en el cual los efectos secundarios son la impotencia y la incontinencia. Las biopsias repetidas pueden esparcir células cancerígenas en la huella formada por la aguja, o derramar células cancerosas directamente en la corriente sanguínea o el sistema linfático.

La cobertura de noticias de muchas enfermedades se enfoca demasiado en los tratamientos y no lo suficiente en la prevención, una tendencia que podría demostrar ser riesgosa a largo plazo para la mayor parte de las personas que no entienden cómo tener cuidado de su salud.

MENTIRA Nº 4

EL FLUORURO PREVIENE LA CARIES DENTAL

Un creciente número de comunidades está decidiendo dejar de añadir flúor a sus sistemas de agua [10], aunque el gobierno federal y los funcionarios federales de salud mantengan su apoyo total a una medida que ellos dicen que provee una reducción del 25% en las caries a escala nacional.

Hay ahora hechos serios y riesgos de salud en cuanto a la fluoración [11] que ya no pueden ser ignorados, y la práctica misma está siendo cuestionada por la mayor parte del mundo.

Investigadores austriacos demostraron en los años ’70 que tan poco como 1 ppm [partes por millón] de concentración de fluoruro puede interrumpir a las enzimas reparadoras del ADN en un 50%. Cuando el ADN no puede reparar las células dañadas, envejecemos más rápido.

El fluoruro envejece prematuramente el cuerpo, principalmente por la deformación de la forma de las enzimas. Todos los sistemas del cuerpo son dependientes de las enzimas.

Cuando el fluoruro cambia las enzimas, esto puede dañar cada sistema y función del cuerpo.

El doctor Paul Connett, Ph. D., declaró:

“Cuando los historiadores lleguen a escribir sobre este período, ellos señalarán la fluoración como el más grande error en la política pública que hayamos tenido alguna vez”.

David Kennedy, cirujano dental, presidente de la Academia Internacional de Medicina Oral y Toxicología dijo que,

“la fluoración del agua es el mayor caso de fraude científico en la historia del planeta, promovido por el gobierno, apoyado por los dólares de los contribuyentes, y ayudado e instigado por la ADA (American Dental Association) y la AMA (American Medical Association)”.


MENTIRA Nº 5

ENFOCARSE EN DISMINUIR EL COLESTEROL MALO PARA PREVENIR ENFERMEDADES CARDÍACAS

Quizás uno de los mayores mitos de la salud propagados en la cultura occidental y ciertamente en Estados Unidos, es el mal uso del término “colesterol malo [12] inventado por los medios de comunicación y la comunidad médica.

Además, un público científicamente ingenuo ha sido engañado para que crea en una correlación fraudulenta entre colesterol elevado y enfermedad cardiovascular (ECV). El colesterol no ha sido demostrado que provoque realmente ECV. Por el contrario, el colesterol es vital para nuestra supervivencia, y tratar de disminuirlo artificialmente puede tener efectos perjudiciales, particularmente cuando envejecemos.

Nos hemos convertido en una cultura tan obsesionada con la comida de alimentos bajos en colesterol y grasa, que muchos expertos de salud están cuestionando ahora las consecuencias.

¿Podríamos realmente mantener un estilo de vida alimenticio que fuera tan ajeno a muchas de nuestras poblaciones ancestrales sin ningún mal efecto en nuestra salud?

Muchos investigadores están concluyendo ahora que la respuesta a aquella pregunta es “NO”. Los actuales datos están sugiriendo ahora que niveles de colesterol más bajos preceden al desarrollo de cáncer. Los informes científicos demuestran que la gente con un alto colesterol LDL llamado “malo” viven durante más tiempo [13].

La tonta ciencia ofrecida por hombres de mercadotecnia a un público por lo general científicamente ingenuo ha llevado a muchas personas a creer que deberíamos sustituir ciertas opciones de comida por productos especialmente desarrollados que pueden ayudar a “reducir el colesterol”.

Naturalmente esto tiene un precio y requiere de aquellos que pueden permitírselo que paguen tal vez cuatro o cinco veces lo que un producto típico y común podría costar.

Pero ¿está justificada esta aparente “necesidad general” de esforzarse por disminuir nuestro colesterol? Y, en realidad, ¿es saludable?.

El colesterol mismo, ya sea transportado por LDL (lipoproteínas de baja densidad) o HDL (lipoproteínas de alta densidad), es exactamente el mismo. El colesterol es simplemente un ingrediente necesario que se requiere que sea regularmente conducido alrededor del cuerpo para un eficiente desarrollo, mantenimiento y funcionamiento saludable de nuestras células.

La diferencia está en los “transportadores” (las lipoproteínas de baja y alta densidad), y ambos tipos son esenciales para la logística de entrega en el cuerpo humano para que trabaje con eficacia.

Pueden ocurrir problemas, sin embargo, cuando las partículas LDL son pequeñas y cuando su capacidad de transporte excede al potencial de transporte de HDL disponible. Esto puede conducir a que más colesterol sea “entregado” en el cuerpo con menores recursos para devolver la capacidad excedente al hígado.

Tenemos que reformar la educación en cuanto a lo que realmente causa la enfermedad cardíaca y por qué el colesterol, sea alto o bajo, no es un proceso maligno en el cuerpo sino una parte natural de nuestra biología.

Cuando dejamos de escuchar a los doctores médicos, repentinamente comenzamos a escuchar lo que nuestros cuerpos ansían… ser la versión más saludable de nosotros mismos.

MENTIRA Nº 6

LA LUZ DEL SOL ES DAÑINA Y LOS FILTROS SOLARES SON LA MEJOR DEFENSA

Los filtros solares están llenos de algunos de los productos químicos más tóxicos conocidos.

Pero tanto la industria del cáncer como la de los filtros solares insisten en su uso para, irónicamente, prevenir el cáncer originado por la luz del Sol “mala”. La gente todavía cae por estas tonterías, y se esparce ávidamente los filtros solares con la esperanza de protegerse contra un enemigo inexistente. Si el Sol fuera realmente tan dañino, estaríamos todos muertos hace mucho tiempo.

Mientras tanto, un creciente cuerpo de pruebas muestra que impedir que los rayos del Sol alcancen nuestra piel influye dramáticamente en nuestros niveles óptimos de vitamina D, lo que conduce a una mortalidad más alta, a enfermedades críticas, a desórdenes de salud mental [14] e, irónicamente, al cáncer mismo.

Por eso usted tiene que hacer su propia pantalla solar.

Existen más de 800 referencias en la literatura médica [15] que muestran la efectividad de la vitamina D, tanto para la prevención como para el tratamiento del cáncer.

La exposición a luz del Sol y a la luz ultravioleta se ha demostrado repetidamente que NO es la causa del cáncer de piel. Científicos del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas reportaron que la exposición a rayos UVA es muy improbable que haya contribuido al aumento de la frecuencia del melanoma [16] durante los pasados 30 años.

La idea de que los filtros solares previenen el cáncer es también un mito promovido por las compañías farmacéuticas, por la medicina convencional y por los medios dominantes de comunicación, con un objetivo: obtener ganancias.

La industria de los filtros solares hace dinero vendiendo productos de loción que realmente contienen productos químicos que causan cáncer.

Ella luego dona una parte de aquel dinero a la industria del cáncer mediante grupos ‘sin fines de lucro’, como Sociedades de Cáncer que, a su vez, publicitan desgarradores anuncios de servicio público que impulsan a la gente a usar filtros solares para “prevenir el cáncer”.

MENTIRA Nº 7

LAS VACUNAS PREVIENEN LA ENFERMEDAD E INCREMENTAN LA INMUNIDAD

El término “inmunización”, a menudo substituido por “vacunación”, es falso y debiera ser impugnado legalmente.

La investigación médica ha establecido bien que la inyección directa de proteínas externas y otro material tóxico (particularmente conocidos venenos inmuno-sensibilizantes como el mercurio) hace del receptor de aquello más, no menos, fácilmente afectado por lo que él encuentra en el futuro. Esto significa que dicho material hace lo opuesto de inmunizar, comúnmente incluso impidiendo desarrollarse la inmunidad después de la exposición natural.

Hay 5 fases en el despertar a los peligros de la vacunación [17] y mucha mentira en diferentes fases.

La frecuencia real de problemas de salud ha sido estimada por las autoridades [de salud] que es probablemente hasta 100 veces, o más, mayor que la reportada por agencias del Gobierno.

Aquella diferencia se debe a la falta de obligación o incentivo para los médicos para que reporten efectos adversos. Con los movimientos anti-vacunación que ahora están exponiendo la verdad en Internet, la comunidad médica está ahora en alerta máxima, defendiendo sus afirmaciones y siéndoles dicho por los fabricantes de vacunas que ellos nunca deben dejar que sus pacientes (o los padres) piensen que los riesgos podrían ser mayores que los beneficios [de las vacunas], cuando en realidad es precisamente lo contrario lo que es verdad.

Finalmente está saliendo a la luz evidencia convincente [18], en estudios certificados que muestran que el rápido incremento en el número de vacunas dadas a los niños está creando una toxicidad sinérgica y un estado de sobrecarga inmunológica en la mayoría de los receptores de vacunas, que se manifiesta en cuestiones de salud relacionadas, incluyendo epidemias de obesidad, diabetes y autismo.

La proporción riesgo/beneficio es una decisión importante en cualquiera que decida si hay que vacunar o no.

Contrariamente a la creencia popular y al marketing, las enfermedades infantiles en un país desarrollado no son tan peligrosas como nos quieren hacer creer. Coger una enfermedad particular no significa que usted va a morir de ella. Las vacunas realmente fueron introducidas en un momento en que las enfermedades habían disminuido ya a un nivel de riesgo bajo.

Este hecho está demostrado, científicamente.

Los principales avances en el combate de las enfermedades durante los pasados 200 años han sido una mejor alimentación y el consumo de agua limpia… no las vacunas. Una higienización mejorada, mejores condiciones de vida y un menor hacinamiento también han contribuido.

Esto también se confirma en la investigación publicada y examinada por pares, que demuestra que la vacuna no nos ha salvado [19].

Existe una evidencia irrefutable que muestra que la aplicación histórica de vacunas no ha tenido ninguna ventaja o impacto de salud en la prevención de enfermedades infecciosas [20].

Todas las vacunas contienen,

  • agentes de esterilidad

  • neurotoxinas

  • immunotoxinas

  • compuestos cancerígenos

Algunos ejemplos incluyen,

  • el formaldehído, un cancerígeno encontrado en casi cada vacuna

  • neurotoxinas como el glutamato monosódico [21]

  • cloruro de potasio

  • timerosal [22]

  • agentes esterilizantes como el Triton X-100, octoxynol-10, polisorbato 80

  • immuntoxinas como neomicina, fosfato de potasio monobásico o deoxicolato de sodio,

…por nombrar sólo algunos de los muchos.

No es ninguna coincidencia que mientras más instruido es usted, menos posibilidad hay de que usted se vacune [23], lo que contradice las falsas ideas de muchos profesionales de la salud que sostienen que los padres no vacunan a sus hijos porque ellos tienen escasa educación, son pobres o están mal informados.

Aquellos que se informan completamente de los peligros de las vacunas nunca las ven de la misma forma otra vez, ya que sus motivos entonces se hacen claros.

MENTIRA Nº 8

LA MEDICINA CONVENCIONAL Y EL SISTEMA DE ASISTENCIA MÉDICA AYUDAN A LA GENTE ENFERMA

Quizás el mito de salud más grande hoy es la idea falsa que tiene el público de que la medicina predominante y el sistema de asistencia médica ayudan a la gente enferma. Nada podría estar más lejos de la verdad.

¿Por qué la gente sigue a las autoridades médicas [24] que prescriben,

  • vacunaciones

  • medicaciones y tratamientos todos tóxicos,

…que sólo sirven como un perjuicio para la salud humana?

La libertad de la gente para elegir una sanación natural, una medicina alternativa y otros métodos de prevención de enfermedades podría ser amenazada pronto por lobistas corporativos que harán cualquier cosa para proteger su riqueza a costa de vuestra salud.

El 90% de todas las enfermedades (cáncer, diabetes, depresión, enfermedad cardíaca, etc.) es fácilmente evitable por medio de dieta, nutrición, luz de Sol y ejercicios. Ninguna de estas soluciones es jamás promovida por la medicina convencional, porque ellas no producen ningún dinero.

Ningún producto farmacéutico realmente cura o resuelve las causas subyacentes de la enfermedad. Incluso los fármacos “exitosos” sólo manejan los síntomas, por lo general a costa de interferir con otras funciones fisiológicas, lo que provocará efectos secundarios durante el proceso. No hay tal cosa como un fármaco sin un efecto secundario.

No hay ningún incentivo financiero para nadie en el sistema de la medicina de hoy (compañías farmacéuticas, hospitales, médicos, etc.) para sanar realmente a los pacientes. Las ganancias se encuentran en la enfermedad continuada, y no en la salud o en la prevención.

El principal error del enfoque biomédico es la confusión que hay entre procesos de la enfermedad y orígenes de la enfermedad.

En vez de preguntar por qué ocurre una enfermedad, y tratar de remover las condiciones que condujeron a ella, los investigadores médicos tratan de entender los mecanismos biológicos mediante los cuales funciona la enfermedad, de modo que ellos puedan interferir con dichos mecanismos.

Estos mecanismos, más bien que los verdaderos orígenes, son vistos como las causas de la enfermedad en el pensamiento médico corriente, y esta confusión está en el centro mismo de los problemas conceptuales de la medicina contemporánea.

Casi todos los programas de “prevención” que usted ve hoy (como mamografías gratis u otros programas detectores de enfermedades) no son nada más que planes de reclutamiento de pacientes, diseñados para aumentar los ingresos [del sistema médico] y las enfermedades. Ellos usan programas de detección gratis para asustar a la gente y que ésta esté luego de acuerdo en tratamientos innecesarios que sólo conducen a enfermedades posteriores.

Nadie tiene ningún interés en vuestra salud excepto usted mismo.

Ninguna corporación, ningún médico y ningún gobierno tiene ningún deseo de realmente sanarlo a usted. Esto ha servido a los intereses financieros a corto plazo de poderes superiores en Occidente muy bien.

Los únicos individuos saludables, conscientes y críticamente pensadores están todos 100% libres de productos farmacéuticos y de alimentos procesados.


MENTIRA Nº 9

HAY NIVELES ACEPTABLES DE PRODUCTOS QUÍMICOS

Hay niveles “aceptables” según las industrias y los estándares reguladores, pero nuestra exposición a otros “niveles aceptables” de productos químicos tóxicos que luego interactúan unos con otros y danzan con nuestras células dentro de nuestros cuerpos, nunca es tenida en cuenta.

Tenemos más de 200 productos químicos sintéticos en nuestros cuerpos ahora mismo. Nuestra exposición a toxinas es así omnipresente.

La mayor parte de nosotros no descubre su presencia a cada momento cada día, pero tenemos que preguntarnos:

¿cómo nos están afectando, y qué significa esto para las futuras generaciones?

Todo esto es ignorado por todas las industrias.

Los productos químicos representan 3.700 billones de dólares anuales en ventas en todo el mundo. Estados Unidos compone casi el 19%.

Muchos empleos dependen de esta industria, y sin embargo el 85% de los productos químicos en el comercio hoy no ha sido probado.

  • ¿Cómo están impactando nuestra salud los productos que contienen aquellos químicos?

  • ¿Cuál es el impacto sobre aquellos que trabajan o viven cerca de las plantas químicas?

  • ¿Es realmente muy difícil para la mayoría de las personas aceptar que estamos siendo agredidos cada día por el terrorismo químico? [25]

Los alimentos genéticamente modificados, los sabores artificiales, los colorantes, los preservantes, los emulsionantes y los endulzantes, todos están hechos con productos químicos venenosos, todos los cuales se ha demostrado que son tóxicos para la salud humana.

Los endulzantes artificiales [26], los preservantes, los nitratos, los colorantes artificiales, el glutamato monosódico… si se trata de alimentos procesados, es probable que contengan uno o varios de estos ingredientes. El benzoato de sodio y el benzoato de potasio son preservantes que son a veces añadidos a los refrescos para prevenir el crecimiento de hongos, pero el benceno es un cancerígeno conocido.

El butilhidroxianisol (BHA) es otro preservante que es potencialmente causador de cáncer. Leer las etiquetas es una solución fácil:

si usted no reconoce un ingrediente, no compre dicho producto alimenticio.

No hay ningún nivel aceptable de ningún producto químico que esté en nuestros alimentos, y es tiempo de sacar a la industria química de nuestras comidas.


MENTIRA Nº 10

LA ENFERMEDAD NO PUEDE SER REVERTIDA SIN FÁRMACOS

Muchas combinaciones de productos naturales son tan eficaces como los fármacos artificiales, pero sin los efectos secundarios cuando actúan contra enfermedades específicas.

Para una evidencia empírica, sólo vea a las tribus y culturas indígenas que todavía usan muchas formulaciones que preceden al registro histórico, y con gran éxito. Un estudio completo y el primero de su clase, publicado en la revista científica PLOS ONE, evaluó 124 combinaciones de productos naturales, y encontró que en las combinaciones correctas, ellas pueden compararse con la potencia de nivel de los fármacos.

Las plantas son mejores que los fármacos en muchos niveles [27].

Hierbas, frutos y vegetales específicos se ha encontrado en muchos casos que funcionan mejor que la medicación para enfermedades específicas. Por ejemplo, se descubrió que el fruto de la guanábana (Graviola – Annona muricata) mata el cáncer hasta 10.000 veces más eficazmente que la quimioterapia fuerte [28].

El consumo diario de manzanas en algunos estudios se encontró que era más efectivo que la medicación de estatinas en la reducción de la enfermedad cardíaca. El zumo de arándano [29], el ajo [30] y la cúrcuma son sólo tres de docenas de otros alimentos que superan a los fármacos en el tratamiento y prevención de enfermedades.


Hay hierbas que refuerzan y sanan los pulmones, otras que aumentan la energía y la vitalidad, y muchas que estabilizan la tiroides [31] e incluso disminuyen la presión arterial [32] (los Siete Fármacos más Prescritos en el Mundo y sus Homólogos Naturales [33]).

A pesar del modelo médico que se basa en la intervención farmacéutica para cada enfermedad conocida, hay más de cien enfermedades comunes que pueden ser revertidas naturalmente [34]. Esa es la diferencia entre el tratamiento por lucro y la sanación para el bienestar.

La artritis (tanto la reumatoide como la ósea), la diabetes (tanto del tipo I como del II), la hipertensión y el cáncer, son todos reversibles con estrategias herbarias apropiadas, con nutrición y ejercicio.

MENTIRA Nº 11

EL MEJOR MODO DE TRATAR EL CÁNCER ES CON QUIMIOTERAPIA Y RADIACIÓN

Los médicos y las compañías farmacéuticas hacen dinero de aquello.

Ésa es la única razón de que la quimioterapia todavía sea usada, no porque sea eficaz, porque reduzca la morbidez, la mortalidad o disminuya cualquier tasa de cáncer específica.

De hecho, ella hace lo contrario. La quimioterapia fomenta el crecimiento del cáncer y las tasas de mortalidad a largo plazo [35].

La mayoría de los pacientes de quimioterapia mueren o se ven plagados con enfermedades dentro de 10 ó 15 años después del tratamiento. Esto destruye su sistema inmunológico, aumenta la decadencia neuro-cognoscitiva, interrumpe el funcionamiento endocrino y causa toxemias orgánicas y metabólicas. Los pacientes básicamente viven en un permanente estado de enfermedad hasta su muerte.

La industria del cáncer marginaliza las curas seguras y eficaces mientras promueve sus remedios patentados, caros y tóxicos, cuyos riesgos exceden por lejos cualquier beneficio. Esto es lo que ellos hacen mejor, y lo hacen porque eso hace dinero, pura y simplemente.

La razón de que una tasa relativa de sobrevivencia de 5 años sea el estándar usado para evaluar las tasas de mortalidad es debido a que la mayoría de los pacientes con cáncer van cuesta abajo después de ese período.

Eso es excepcionalmente malo para el negocio, y la industria del cáncer lo sabe.

Ellos nunca podrían mostrar al público la tasa estadística de fracasos del verdadero 97% en el tratamiento de cánceres metastásicos a largo plazo.

Si ellos publicaran realmente la estadística a largo plazo para la quimioterapia citotóxica administrada a todos los cánceres, que es de más de 10 años, y produjeran los datos objetivos sobre evaluaciones rigurosas, incluso la relación costo/efectividad, impacto sobre el sistema inmunológico, calidad de vida, morbilidad y mortalidad, le quedaría muy claro al mundo que la quimioterapia hace poca o ninguna contribución a la supervivencia del cáncer en absoluto.

Ningún tal estudio ha sido conducido alguna vez por investigadores independientes en la historia de la quimioterapia.

Los únicos estudios disponibles vienen de instituciones y científicos financiados por la industria, y ninguno de ellos ha cuantificado inclusivamente alguna vez las variables mencionadas.


MENTIRA Nº 12

LA CIENCIA ES RESPETABLE Y HONESTA

La búsqueda de la verdad en la investigación científica moderna está empañada por la codicia y la ganancia [36], y por un concepto de la verdad construido sólo sobre la presunción de un bien no examinado.

Mientras las aprobaciones de drogas farmacéuticas, de alimentos genéticamente modificados y de varias otras polémicas tecnologías pueden parecer estar basadas en la “ciencia”, los intereses corporativos y las ganancias a menudo interfieren con el verdadero sentido de lo que la ciencia representa tanto para los académicos como para el público.

La metodología primaria de la ciencia es separar la realidad en sus partes componentes a fin de entender mejor cómo funciona el todo.

La lógica cartesiana comenzó con la separación de mente y materia, y el método científico depende de la separación del observador con respecto a lo observado. La separación absoluta entre mente y materia ha sido mostrada ahora como completamente ficticia, y sin embargo la importancia de la objetividad dentro del método científico no ha disminuido.

Hay poca verdadera ciencia a ser encontrada en la práctica común de la medicina predominante.

Más bien, lo que hoy pasa como “ciencia” es una colección de mitos, verdades a medias, datos deshonestos, reportes fraudulentos y correlaciones inadecuadas hechos pasar como causalidades.

Los estudios correlacionados NO pueden demostrar la causalidad, y aún así el resultado final de la mayoría de los estudios científicos en la medicina predominante hace una afirmación de causa sin ninguna prueba y luego pasan aquellas sugerencias al público para venderle el modelo médico.

Los anunciantes y los fabricantes de productos ciertamente han usado esta inherente tendencia cognoscitiva a confiar en los “hechos científicos” a fin de comercializar productos que ellos afirman que tienen una base científica en su efectividad.

Lo mismo es verdadero, por supuesto, dentro de las ideologías y la política.

Mientras muchos deciden enfocarse en los grandes escándalos, como el fraude de la investigación farmacológica, innumerables afirmaciones científicas fraudulentas son hechas cada día en la publicidad, a menudo sin repercusiones.


MENTIRA Nº 13

HAY DOSIS SEGURAS DE PRODUCTOS QUÍMICOS EN LOS MEDICAMENTOS

Pregunte a cualquier científico en el campo de la salud y la seguridad y ellos le dirán que la toxicidad tiene que ver principalmente con la dosis.

No realmente. Mientras usted puede morir de cualquier cosa tomada en exceso, incluso agua, usted también puede entrar en serias complicaciones fatales por cualquier veneno en cualquier dosis si usted lo toma durante bastante tiempo.

No hay ninguna dosis segura de un veneno [37] porque el cuerpo reconoce incluso la dosis más pequeña e inmediatamente crea cascadas inflamatorias y respuestas inmunes para combatir aquellas entidades foráneas. Los productos químicos tóxicos están invadiendo ahora cada faceta de nuestras vidas, desde nuestras escuelas a nuestros lugares de trabajo.

Ellos están deteriorando gradualmente cada sistema en nuestros cuerpos y causando muchas enfermedades, por lo que es difícil ahora aislar exactamente qué productos químicos están causando cada enfermedad.

Las pruebas químicas que actualmente hacemos para establecer si alguna sustancia química es segura pueden no ser suficientes.

En particular, podríamos no estar apuntando a ni entendiendo los efectos de niveles muy bajos de contaminantes químicos durante las fases críticas cuando el organismo está “escuchando” a los mensajeros químicos.

Esto ocurre, por ejemplo, durante el desarrollo fetal y durante los cambios que ocurren en la pubertad.

La primera pregunta que tenemos que estar haciendo es:

¿imitan estas sustancias químicas a alguno de los químicos mensajeros de los que los organismos dependen para su supervivencia?

Lo que la mayor parte de estas compañías de gestión de productos químicos, sus agencias reguladoras y científicos, no aprecian, es qué organismo delicadamente equilibrado somos, sobre todo a nivel molecular.

En este nivel, los productos químicos actúan más bien como un apretón de manos que como un tercer jarro de cerveza.

MENTIRA Nº 14

LA GENTE ES MÁS SANA HOY QUE EN GENERACIONES ANTERIORES

La expectativa de vida al nacer se elevó en unos años tanto para hombres como para mujeres en las dos décadas pasadas del siglo XX.

Esto ha significado un costo enorme en calidad de vida para nuestros ancianos, ya que ellos sufren más dolor y mayor invalidez que nunca antes en los últimos 15 años de vida. La gente globalmente está viviendo más, pero las condiciones debilitantes crónicas se están haciendo cada vez más frecuentes.

Un reciente estudio de 2010 de Global Burden of Disease involucró a 486 autores en 50 países que pretendieron ofrecer una actualización completa sobre enfermedades y lesiones desde el último de tales informes en 1990.

Allí se encontró que el principal factor de riesgo que explica la carga de la enfermedad en la mayoría de las naciones más desarrolladas es la dieta.

Quizá más preocupante es la medicación de la infancia, lo que nos conduce a la enfermedad en la adultez:

  • si los niños tosen después de hacer ejercicios, ellos tienen asma

  • si tienen problemas de lectura, son disléxicos

  • si son infelices, están deprimidos

  • si alternan entre infelicidad y vivacidad, tienen desorden bipolar

Mientras estos diagnósticos pueden beneficiar a los pocos que tengan síntomas severos, uno tiene que preguntarse sobre el efecto sobre los muchos cuyos síntomas son moderados, intermitentes o pasajeros.

Cada generación sucesiva está más enferma y más afectada que su predecesora [38].

El autismo, los problemas de aprendizaje, el trastorno de déficit atencional e hiperactividad, el asma, la diabetes y muchas otras enfermedades, continúan aumentando con rapidez.

Ninguna agencia del Gobierno ha hecho o hará alguna vez algo sobre ello, excepto seguir recopilando estadísticas.


MENTIRA Nº 15

LAS PLANTAS TERAPÉUTICAS SON DROGAS PELIGROSAS

La razón de que la cannabis sea tan eficaz con fines médicos [39] está directamente relacionado con su capacidad para interactuar con receptores en el cuerpo que inhiben la inflamación y previenen la enfermedad.

El cannabis hace esto muy bien, y pocos fármacos pueden competir con su nivel de potencia que viene esencialmente sin efectos secundarios. En consecuencia, la cannabis es etiquetada como una amenaza para la medicina predominante.


La pregunta ya no es qué enfermedades puede curar el cáñamo, sino qué enfermedad NO puede curar. Un estudio publicado en Nature Reviews [40] proporciona una explicación histórica y detallada sobre cómo el THC y los canabinoides naturales contraatacan al cáncer, pero preservando las células normales.

No es ninguna sorpresa que Estados Unidos haya decretado que la marihuana no tiene ningún uso médico aceptado [41] y que debería permanecer clasificada como una droga tan peligrosa como la heroína.

La aceptación y promoción de los poderosos beneficios de salud de la marihuana cortaría al instante las enormes ganancias orientadas hacia el tratamiento del cáncer, y Estados Unidos tendría que admitir que encarcela a la población sin ninguna causa. Casi la mitad de todas las detenciones por drogas en Estados Unidos son por marihuana.

Según el editor de MarijuanaNews.com Richard Cowan, la respuesta es que porque hay una amenaza para que se prohíba el cáñamo,

“realmente hay una prueba contundente [42] de que la supresión de la marihuana medicinal representa el mayor fracaso de las instituciones de una sociedad libre, su medicina, su periodismo, su ciencia, y de nuestros valores fundamentales”, nota Cowan.

Muchos investigadores han notado que ha habido datos “inadecuados” durante décadas para determinar si la marihuana fumada era segura o eficaz en el tratamiento de síntomas de dolor y prevención de enfermedades.

La razón primordial de la carencia de datos tenía que ver con el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA), que era la única fuente para la investigación de la cannabis, y ellos bloquearon los estudios más significativos debido a sus cercanos lazos con las compañías farmacéuticas.

Esta opinión fue respaldada por el doctor David Bearman, vicepresidente ejecutivo de la Academy of Cannabinoid Medicine / Society of Cannabis Clinicians.

“Parte del problema en Estados Unidos es que el NIDA ha bloqueado casi todos los estudios significativos sobre la cannabis”, dijo Bearman.

Bearman sostiene que mientras las píldoras de cáñamo sintético ofrecen realmente alivio del dolor, la marihuana es más barata, tiene menos efectos secundarios y puede ser más eficaz.

Ahora las décadas de propaganda están siendo revertidas a medida que los científicos y el público están siendo confrontados con el verdadero potencial de la cannabis y su capacidad tanto para curar como para prevenir enfermedades.

Fuente:bibliotecapleyades.net


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: