No sólo económicamente se va a ir al carajo EEUU cuando obliguen a tener los Bancos reservas en oro sino que además comen ( y comerán) tan mal que no sé cómo quedarán intelectualmente ya que el 80% de ellos están comiendo alimentos modificados genéticamente con todos los (inmensos) riesgos que ello conlleva.

Cómo evitar los transgénicos si comes fuera de casa

Se estima que el 80 por ciento de los alimentos consumidos por los estadounidenses son modificados genéticamente
Por Abril Reigart – Instituto de Nutrición Integral
Mar, 10 Sep 2013 11:47 +0000
Consejos sobre cómo evitar los transgénicos, incluso al comer afuera. (Cortesía
Consejos sobre cómo evitar los transgénicos, incluso al comer afuera. (Cortesía de Jupiterimages / photos.com )

Estoy completamente decidido a evitar consumir Organismos Genéticamente Modificados (OGM), o transgénicos, en la medida de mis capacidades.

Es difícil porque los cultivos que aún no han sido aprobados para la modificación genética, están siendo cada vez más contaminados por cultivos de ensayo de OGM, como es el caso del trigo, según Market Watch.

Personalmente me parece un compromiso digno. Los OGM son potencialmente perjudiciales para nuestra salud, así como para la salud de nuestro medio ambiente. Evitar el consumo de OGM tiene beneficios para la salud y un impacto positivo en la distribución de alimentos y prácticas agrícolas.

Los OGM están increíblemente generalizados en este momento. Se estima que el 80 por ciento de los alimentos consumidos por los estadounidenses son modificados genéticamente, de acuerdo con ucbiotech.org. Encuentro esta estadística alarmante, teniendo en cuenta que junto con este consumo viene la falta de conciencia. Actualmente no hay leyes en Estados Unidos que exijan el etiquetado de alimentos modificados genéticamente, a pesar que los OMG fueron prohibidos en más de 60 países, de acuerdo con el Proyecto No-GMO.

¿Cómo puede un estadounidense interesado navegar en este campo minado?

Personalmente, rara vez como afuera. Sin embargo, este enfoque es similar a la abstinencia. La mayoría de los trabajadores estadounidenses tienen que comprar alimentos preparados en algún momento, cada semana.

Puede parecer desalentador, pero un poco de preparación y perseverancia, al principio puede ayudar a forjar una zona casi libre de transgénicos por usted mismo, algunas directrices cuando vaya a comer afuera son:

Investigar

Ponga en marcha los motores de búsqueda y encuentre en cuáles restaurantes de su zona sirven alimentos orgánicos. Esto es realmente más fácil en unas ciudades que en otras. Si usted vive en Nueva York, Berkeley, o Los Ángeles, está de suerte. En otros lugares le llevará un trabajo preliminar. La certificación orgánica no permite el uso de OMG. Sólo asegúrese de hablar con el propietario, o gerente para tener una idea de su nivel de compromiso.

Etnicismo

Trate de pensar en comidas étnicas que no incluyen cultivos transgénicos conocidos (remolacha azucarera, maíz, soja, canola, el calabacín y la papaya). Esto es triste, en lo personal, pues los alimentos vietnamitas y tailandeses son mis favoritos. Pero la mayoría de los restaurantes asiáticos utilizan una gran cantidad de soja, y si no es orgánica, entonces usted puede apostar que es soja GM si los productos se cultivan en Estados Unidos. La comida hindú es una opción, ya que es a menudo cocinada en mantequilla clarificada, pero, de nuevo, hay que conocer sus ingredientes.

Hable con los dueños

Una vez más, hable con el propietario de cualquier restaurante en el que está interesado obtener una imagen más clara. Muchos están dispuestos a hacer concesiones para mantener a sus clientes felices.

Tenga cuidado con ingredientes ocultos

Puede ser bastante fácil evitar los elementos reales de alimentos que se sabe son los transgénicos, pero es importante saber qué tipo de aceite de cocina utiliza el establecimiento. La mayoría usan aceite de canola. Usted puede preguntar en el restaurante si se puede utilizar otro aceite para cocinar sus alimentos, como el aceite de oliva o mantequilla. Sin embargo, también recomendaría evitar la mantequilla no orgánica, ya que al ganado lo cultivan convencionalmente alimentándolo con maíz GM, ese es completamente otro tema. Usted también querrá tener cuidado con ingredientes como el jarabe de maíz alto en fructosa, lecitina de soja y proteína de soja, que pueden estar al acecho en salsas y aderezos.

Piense de manera simple

Ingredientes simples ayudan a comer libremente de transgénicos, ya que es una tarea sencilla. Por ejemplo, una buena cena italiana podría constar de trigo, aceite de oliva, pescado, y salsa de tomate. Una cena sencilla de pescado y verduras es otra opción saludable.

Evitar los OGM no es una gran hazaña, pero es algo decididamente importante. El cuestionamiento de restaurantes sobre sus prácticas e ingredientes puede parecer como una obligación, y muchas veces se cumple con irritación. Sin embargo, la creación de este diálogo con los dueños de restaurantes es un paso importante para cambiar el uso de los OGM.

Tenga en cuenta que si cada semana se le pregunta a un restaurante acerca de su uso de los OGM, éste puede darse cuenta de que ello es algo que a la gente lo preocupa y puede hacer cambios.

Abril Reigart, es una asesora de salud integral certificada y graduada del Instituto de Nutrición Integral. Dicta clases particulares y en grupo, y da conferencias mensuales a un grupo capacitado en la Web.

Fuente:lagranepoca.com

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: