Hay un ingrediente en muchas de las bebidas que contiene “aceite vegetal bromado” y que puede llevar o induce la Psicosis y además afecta también predominantemente a la Tiroides;seguro que ahora piensas en ésas personas que conoces y que están tomando pastillas para la tiroides…..Pues eso…..

  • Alrededor del 10 por ciento de las sodas vendidas en los Estados Unidos, contienen un aditivo llamado aceite vegetal bromado (BVO por sus siglas en ingles) el cual ha sido prohibido en alimentos en toda Europa y Japón, el BVO es un aceite de maíz o soya ligado con tóxicos elementos bromados.

  • Se ha descubierto que el BVO se bioacumula en los tejidos de los humanos y en la leche materna, además estudios animales han descubierto que causa problemas reproductivos y de conducta cuando es ingerido en dosis elevadas.
  • Los bromuros son comunes disruptores endocrinos y son parte de la familia haluro o halogenuro, un grupo de elementos que incluye flúor, cloro y yodo. Cuando se ingiere, el bromo compite por los mimos receptores utilizados para capturar el yodo. Esto puede conducir a una deficiencia de yodo, lo que podría ocasionar un impacto negativo en su salud.
  • El bromo es un depresor del sistema nervioso central, y puede desencadenar una serie de síntomas psicológicos como paranoia aguda y otros síntomas psicóticos. La toxicidad del bromo se puede manifestar como erupciones cutáneas, acné, pérdida de apetito, fatiga y arritmia cardiaca.

Si usted vive en los Estados Unidos y toma Mountain Dew y algunas otras bebidas gaseosas con sabor a cítricos, entonces, también está recibiendo una dosis de un producto químico sintético llamado aceite vegetal bromado (BVO por sus siglas en inglés).

El BVO fue patentado por las compañías químicas como retardarte de fuego.

El producto químico está prohibido en los alimentos en toda Europa y Japón.

Pero el BVO ha sido añadido a más del 10 por ciento de las SODAS en América del Norte desde hace décadas, a pesar de que muchos bebedores de soda han necesitado atención medica por lesiones de la piel, pérdida de memoria y trastornos nervioso- todos ellos son síntomas de la sobreexposición al bromo.

Los estudios sugieren que el BVO puede acumularse en los tejidos humanos, y estudios en animales han encontrado que causa problemas reproductivos y de comportamiento en grandes dosis.

Según la revista Scientific American:

Los informes de un grupo de la industria ayudó a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos en 1977, a establecer lo que considera un límite seguro de BVO en las sodad.

Pero algunos científicos dicen que ese límite se basa en poca información y además es muy obsoleta, e insisten en que el producto químico merece una nueva investigación…

Con alternativas naturales que ya se utilizan en otros países, ¿por qué no cambiar en América del Norte también?

¿Qué es el aceite vegetal bromado y por qué se utiliza en la soda?

El aceite vegetal bromado (BVO por sus siglas en inglés) es aceite vegetal derivado del maíz o de soya, ligado con el elemento bromo. Es añadido como un emulsionante, para evitar que el sabor se separe y que flote en la superficie. La FDA limita la cantidad de BVO permitido en las bebidas con sabor a fruta a 15 partes por millón.

Los bromuros son disruptores endocrinos comunes, y son parte de la familia del haluro, un grupo de elementos que incluye flúor, cloro y yodo. Lo que hace que sea tan peligroso es que compite por los mismos receptores utilizados para la captura de yodo. Si usted está expuesto a una gran cantidad de bromo, su cuerpo no consumirá el yodo que necesita. Y el yodo afecta a todos los tejidos del cuerpo, no sólo de la tiroides.

¿Toma usted sodas que contienen BVO?

De acuerdo con el artículo presentado, Coca-Cola y Pepsi no contienen aceite vegetal bromado (BVO), pero las siguientes sodas y bebidas energéticas con sabor a cítricos, que se vende en los Estados Unidos si las contienen:

Mountain Dew Squirt Orange Fanta
Sunkist Pineapple Gatorade Thirst, Quencher Orange y Powerade Strawberry Lemonade Fresca Original Citrus

Sin embargo, esta no es una lista completa. En total, alrededor del 10 por ciento de todas las sodas vendidas en los Estados Unidos contienen BVO, por lo que vale la pena leer la lista de ingredientes. Mejor aún, haga un esfuerzo para eliminar la soda de su alimentación por completo. Con o sin BVO, las sodas contienen muchos ingredientes dañinos para la salud – el jarabe de maíz de alta fructosa, es uno de los principales culpables– que en realidad no tienen ningún valor redentor.

Y por favor no cometa el error de cambiar la soda regular por la soda de dieta o light, ya que las bebidas endulzadas con endulzantes artificiales pueden ser el peor de los males. También tenga cuidado con las bebidas que contienen benzoato de sodio y colorante amarillo # 5. Este último es también conocido como tartrazina, y ha sido prohibido en Noruega, Austria y Alemania debido a sus efectos para la salud.

Desafortunadamente, de acuerdo con un estudio realizado en el 2010 por el Instituto Nacional del Cáncer , la sodas siguen siendo la principal fuente de calorías para los adolescentes entre las edades de 14 a 18 años. Entre los adultos, las sodas y otras bebidas azucaradas son la cuarta fuente de calorías, según las últimas estadísticas alimentarias del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés).

No hay duda de que este tipo de consumo excesivo de sodas causa estragos en su salud y le roba su buena salud… Creo que una de las maneras más rápidas de hacer un profundo cambio en su estado de salud y el peso es reducir drásticamente o eliminar el sodio de su alimentación, independientemente del tipo o marca que usted tome.

Otras fuentes comunes de bromo

El bromo también se puede encontrar en varios productos, entre ellos:

Los plaguicidas (especialmente el bromuro de metilo, utilizado principalmente en las fresas, sobre todo en California) Productos de panadería y algunas harinas contienen a menudo un “acondicionador de masa” llamado bromato de potasio Los medicamentos como el Atrovent inhaler, Atrovent Nasal Spray, Pro-Banthine (para las úlceras), y los agentes anestésicos
Plásticos, como los utilizados para hacer las computadoras Retardantes de fuego (el más común es el polybromo éteres de difenilo o PBDEs) utilizados en telas, alfombras, tapicería y colchones Bañeras de hidromasaje y tratamientos de piscina a base de bromo.

Como se mencionó, al ingerir o absorber el bromo, el yodo es desplazado. El resultado de deficiencia de yodo a su vez puede conducir a un mayor riesgo de cáncer de mama, tiroides, ovario y próstata – cánceres que vemos en forma alarmante hoy en día. Este fenómeno es lo suficientemente importante como para haberle dado su propio nombre: la teoría de la dominación de bromuro.

El bromuro es también tóxico en sí mismo. Puede acumularse en los tejidos, el sistema nervioso central, y la leche materna, lo que resulta en una serie de problemas de salud. Un estudio publicado en 1971 en el British Journal of Nutrition concluyó que:

Estos hallazgos, junto con los estudios anteriores hechos en animales y con las diferencias geográficas en el uso de aceites vegetales bromados como aditivos alimentarios, sugieren que los altos niveles de bromo encontrados en la grasa de los tejidos de los niños del Reino Unido se deben al uso de estos compuestos.

Un estudio en animales en 1983 también descubrió que las ratas que recibieron un porcentaje de BVO en su alimentación sufrieron alteraciones en la fertilidad, y el dos por ciento, fueron infértiles.

Se sabe que el bromuro actúa como un depresor del sistema nervioso central y puede desencadenar una serie de síntomas psicológicos como la paranoia aguda y otros síntomas psicóticos. De hecho, en una entrevista de audio, el médico Jorge Flechas reportó que, entre 1920 y 1960, por lo menos el 20 por ciento de todos los ingresos hospitalarios por “esquizofrenia paranoide aguda” fueron el resultado del consumo de productos que contienen bromo. Además de los problemas psiquiátricos, la toxicidad del bromuro puede manifestarse como:

  • Erupciones cutáneas y el acné severo
  • Pérdida de apetito y dolor abdominal
  • Fatiga
  • Sabor metálico
  • Arritmias cardíacas

El Scientific American citó dos casos de estudio sobre la toxicidad de bromo en los seres humanos:

En 1997, los médicos de urgencias en la Universidad de California, Davis reportaron un paciente con intoxicación grave de bromuro al haber tomado de dos a cuatro litros de soda de naranja todos los días. Él desarrolló dolores de cabeza, cansancio, ataxia (pérdida de coordinación muscular) y pérdida de memoria. En el 2003 en un caso reportado en Ohio, un hombre de 63 años de edad desarrolló úlceras en las manos hinchadas después de haber tomado ocho litros de Red Rudy Squirt todos los días durante varios meses. El hombre fue diagnosticado con Bromoderma, una hipersensibilidad en la piel poco frecuente por la exposición al bromo. El paciente dejo de beber la bebida con bromo y meses más tarde se recuperó.

El efecto del bromo sobre la tiroides

El yodo es esencial para la función apropiada de la tiroides. Sin yodo, la glándula tiroides sería completamente incapaz de producir la hormona tiroidea. Incluso los nombres de las diferentes formas de la hormona tiroidea reflejan el número de moléculas de yodo unidas – T4 tiene cuatro moléculas de yodo unidas, y T3 (la forma biológicamente activa de la hormona) tiene tres – lo que muestra el papel importante del yodo sobre la bioquímica de tiroides. El hipotiroidismo es mucho más frecuente de lo que alguna vez se pensó en los Estados Unidos.

Las últimas estimaciones son que 13 millones de estadounidenses sufren de hipotiroidismo, pero las cifras reales son probablemente más altas. Algunos expertos afirman que del 10 al 40 por ciento de los estadounidenses tienen la función tiroidea deficiente.

Pero muchas de estas personas probablemente no tienen ningún problema con la glándula tiroides en absoluto. Sólo pueden estar sufriendo de deficiencia de yodo — provocada por la escasez de alimentos que contienen yodo y/o demasiada exposición al bromuro, ya sea en forma de alimentos y bebidas que contienen bromo, o de alguna otra fuente – lo que termina bloqueando el consumo de yodo.

Elimine la soda con el fin de mejorar dramáticamente su salud

En el artículo presentado, Walter Vetter, un químico alimenticio de la Universidad alemana de Hohenheim, sugiere que los fabricantes estadounidenses de soda podrían reemplazar fácilmente el BVO con algo mucho más seguro, como los hidrocoloides, que se utilizan en muchas sodas vendidas en Europa.

Son casi productos naturales“, dice Vetter.

La razón por la cual los fabricantes de soda se niegan a cambiar el ingrediente dañino no es clara para los consumidores estadounidenses, pero teniendo en cuenta el hecho de que muchas de estas sodas ya se venden en el extranjero sin BVO, uno sólo puede suponer que su falta de voluntad por la sustitución tiene que ver con un costo…

Yo personalmente recomiendo eliminar todos las sodas, independientemente de donde usted viva o los aditivos específicos que incluyan, ya que el principal peligro para la salud por el consumo de soda está vinculado a la excesiva cantidad de fructosa que ingiere. En pocas palabras, es un contribuyente importante a las crecientes tasas de obesidad, diabetes, enfermedades del corazón y otras enfermedades crónicas que enfrentan los estadounidenses. Sólo una lata de soda al día equivale a 15 libras de su peso en el transcurso de un año, sin mencionar el aumento en el riesgo de diabetes en un 85 por ciento.

Realmente no hay escasez de investigaciones que demuestren el profundo impacto del consumo de soda en su salud. Por ejemplo:

  • El doctor David Ludwig, del Hospital de Niño de Boston realizó un estudio sobre los efectos de las bebidas azucaradas en la obesidad en los niños. Él descubrió que por cada porción adicional de una bebida endulzada con azúcar, tanto el índice de masa corporal como la probabilidad de obesidad aumentaron.
  • El estudio sobre el Fizzy Drink en Christchurch, Inglaterra, estudió los efectos de la obesidad cuando una máquina de soda fue retirada de las escuelas durante un año. En las escuelas donde las máquinas fueron retiradas, la obesidad se mantuvo constante. En las escuelas donde las máquinas de soda se mantuvieron, las tasas de obesidad siguieron aumentando.
  • En un estudio de 2009, 16 voluntarios fueron alimentados con una alimentación controlada, incluyendo altos niveles de fructosa. Diez semanas más tarde, los voluntarios habían producido nuevas células de grasa alrededor de sus corazones, hígados y otros órganos digestivos. También mostraron signos de anormalidades al procesar los alimentos vinculado con diabetes y enfermedades del corazón. Un segundo grupo de voluntarios que fue alimentado con una alimentación similar, pero con glucosa reemplazando la fructosa, no tuvo estos problemas.

Aléjese usted y aleje a sus hijos de estas cosas dulces, sustituirlas por agua limpia y pura puede ser uno de los cambios más profundamente benéficos que usted hará…

Fuente:es.sott.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: