Creo que sería interesante le echaran un vistazo a los artículos de abajo,un link de wikipedia y el otro más largo,explicando lo de la Disonancia Cognitiva.Es muy pero que muy probable que en más de una ocasión te hayas encontrado en tal disyuntiva.Tiene que ver con la mente,los valores educados y …..por supuesto,….la Conciencia(que al final,lo es todo).

http://es.wikipedia.org/wiki/Disonancia_cognitiva


por Dan Eden

3 Febrero 2012

del Sitio Web WakingTimes

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles



Células Cerebrales


Cuando a “Robbie”, el robot se le dijo a disparar un arma a un hombre en la película Forbidden Planet, su cerebro electrónico y provocó un cortocircuito. Su creador lo había programado para no perjudicar nunca a un humano, por lo que el conflicto lo paralizó.

Los seres humanos a menudo son presentados con pensamientos opuestos también, pero nuestros cerebros han desarrollado una forma de resolver los conflictos a través de un proceso llamado disonancia cognitiva.

Se nos enseña, como a “Robbie”, que el asesinato está prohibido – pero ¿qué hay de la guerra? Y muchos antiabortistas apoyan la pena de muerte… la conducta conflictiva está a nuestro alrededor.

Entonces, ¿cómo exactamente funciona eso?

En pocas palabras, la teoría de la disonancia cognitiva establece que cuando se tiene dos ideas opuestas (o ideologías) al mismo tiempo, se actuará sobre la que causa la menor distorsión a su ego.

Según Wikipedia:

La disonancia cognitiva es una sensación desagradable causada por sostener dos ideas contradictorias al mismo tiempo.

Las “ideas” o “cogniciones” en cuestión pueden ser las actitudes y creencias, así como la sensibilización de comportamiento. La teoría de la disonancia cognitiva propone que las personas tienen un impulso de motivación para reducir la disonancia cambiando sus actitudes, creencias y comportamientos, o justificando o racionalizando sus actitudes, creencias y comportamientos.

La teoría de la disonancia cognitiva es una de las teorías más influyentes y ampliamente estudiadas en psicología.

La disonancia normalmente se produce cuando una persona percibe una inconsistencia lógica entre sus cogniciones. Esto sucede cuando una idea implica lo contrario de otra.

Por ejemplo, la creencia en el derecho de los animales podría interpretarse como inconsistente con el consumo de carne o usar pieles. Al darse cuenta que la contradicción conduce a la disonancia, que puede ser experimentada como ansiedad, culpa, vergüenza, ira, la vergüenza, estrés y otros estados emocionales negativos.

Cuando las ideas de las personas son coherentes entre sí, están en un estado de armonía o concordancia. Si las cogniciones están relacionadas, son clasificadas como irrelevantes unas a otras y no conducen a la disonancia.

Permítanme darles algunos ejemplos.

Hay un montón de planes y estafadores tratando de obtener su dinero en estos días. Casi todos los días recibo decenas de correos electrónicos de gente como Abada Muzoola de Nigeria, que acaba conseguir mi dirección de correo electrónico y quiere que lo ayude a la transferencia de 70 millones de dólares a mi banco a cambio de una comisión del 10 por ciento.

Wow, me vendrían bien 7 millones de dólares!

Todo lo que necesita es el número de mi cuenta bancaria y código pin. Él está incluso dispuesto a transferir el importe total a mi cuenta porque confía tanto en mí. Continúo recibiendo variaciones de este esquema todos los días.

¿Por qué? Debido a que esto funciona.

En algún lugar en el mundo hay una víctima que tendrá disonancia cognitiva.


Bernie Madoff

En una escala más sofisticada, Bernie Madoff estafó a cientos de personas ricas en un total estimado de 50 mil millones de dólares mediante la manipulación de los mismos procesos mentales (y habría seguido haciéndolo si no se hubiera jactado de esto con sus hijos, que lo entregaron).

Así que ¿cómo es que la gente es capaz de convencer a otros para que tengan acceso a sus fondos, o para darles de buena gana su dinero en efectivo?

Primero, un ejemplo más:

Usted está caminando por una calle muy transitada profundamente sumido en sus propios pensamientos. De repente una mujer sonriente salta de un lugar, se pone delante suyo, y pone una flor en su mano.

“Hola, querido… ¿no es un día maravilloso hoy? ¡Quiero que tenga esta flor! “, dice ella.

Ahora, usted tiene una hermosa flor en la mano. Es un regalo muy bonito y parece amigable.

Ella comienza a caminar con usted, que le dice que usted tiene lindos y amables ojos. Ella dice que se dio cuenta de inmediato que usted es especial y que ha querido siempre conocerlo. Usted se olvida de sus pensamientos anteriores sobre el trabajo, las facturas o su propia vida.

De repente, se siente bien… apreciado… elevado.

Luego, con el mismo tono de voz amable y una brillante sonrisa, ella dice:

“Yo sé que usted es una buena persona y que me puede ayudar al darme un algo por la hermosa flor – ¿verdad?”

Lo que pasa dentro de su cabeza en ese momento es una disonancia cognitiva.

La disonancia o des-armonía proviene de dos ideas contradictorias o caminos de decisión.

  • Un camino le dice que usted debe decir “No, gracias” y seguir caminando, tal vez devolver la flor y sentirse insultado, incluso si esto significa que se ella estará decepcionada con usted.

  • El otro camino le dice que ella le ha hecho sentir bien y se ha ganado su amistad y un par de dólares. Ella ha sido amable y no quiere arruinar la breve relación que ha formado. Diablos, probablemente debería incluso darle de vuelta la flor para que pueda utilizarla en la próxima víctima.

¿Qué decisión causará el menor daño a su ego?

En la teoría de la disonancia cognitiva, los resultados de estos caminos opuestos de pensamiento será el que requiere el menor estrés emocional. La mayoría de las víctimas desembolsará algo en lugar de sentir que están siendo cruel o irrespetuoso con alguien que le ha hecho sentir tan bien.

En el caso del el filántropo de Nigeria, Abada Muzoola, a menudo es menos estresante creer que usted es el afortunado beneficiario “elegido” que creer que ustedes uno de los miles de mensajes de correo electrónico a los que ha enviado esta oferta

Más tarde, después de que su cuenta bancaria ha sido limpiada, la mayoría de las personas se dan cuenta de que deberían haber sabido mejor y están desconcertados por su propia vulnerabilidad. Muchos se sienten tan avergonzados que no reportan el crimen a las autoridades.

Los psicólogos se refieren a esta vulnerabilidad como la “suspensión voluntaria de la incredulidad”, donde uno puede ver fácilmente las manipulaciones potenciales y los motivos del mal de su autor, pero, debido a que ya han hecho algún compromiso previo de acuerdo con esto, es más fácil seguir que dar marcha atrás.

Los inversionistas de Madoff sabían que el retorno anual del 10% al 12% sobre una inversión, especialmente en el actual mercado bajista, era imposible. Algo deshonesto o ilegal tenía que estar pasando.

Pero debido a que los habían hecho para trabajar tan duro para dejarle tomar su dinero – a menudo suplicándole que por favor les permitiera invertir millones de dólares – ellos habían hecho la inversión psicológica que “engancha en” disonancia cognitiva.

Después de eso, fue más estresante admitir que se trataba de un Esquema Ponzi * que simplemente evitar preocuparse por ello.


* El esquema Ponzi es una operación fraudulenta de inversión que implica el pago de intereses a los inversores de su propio dinero invertido o del dinero de nuevos inversores. Esta estafa consiste en un proceso en el que las ganancias que obtienen los primeros inversionistas son generadas gracias al dinero aportado por ellos mismos o por otros nuevos inversores que caen engañados por las promesas de obtener, en algunos casos, grandes beneficios. El sistema sólo funciona si crece la cantidad de nuevas víctimas.

Fuente: Wikipedia


En el experimento clásico de 1959 de Festinger y de Carlsmith, se pidió a los estudiantes para a cabo tareas aburridas y tediosas (como girar las clavijas en vuelta de un cuarto, una y otra vez).

Las tareas fueron diseñadas para generar una actitud fuerte y negativa. Después de una hora de trabajo en las tareas, se les pidió a los participantes que persuadieran a otro sujeto (que en realidad era un cómplice), que las tareas aburridas y monótonas que el sujeto acababa de terminar eran realmente interesantes y atractivas.

A algunos participantes se les pagaba 20 dólares por el favor, a otro grupo se le pagó $ 1, y a un grupo de control no se le pidió realizar el favor.

Cuando se le pidió que calificaran las tareas aburridas en la conclusión del estudio, aquellos del grupo de 1 dólar los valoraron más positivamente que aquellos de los grupos de $ 20 y de los grupos de control. Esto fue explicado por Festinger y Carlsmith como prueba de la disonancia cognitiva.

Los investigadores teorizaron que las personas experimentan disonancia entre cogniciones contradictorias,

“le dije a alguien que la tarea era interesante”, y “de hecho, me pareció aburrida.”

Cuando se paga sólo $ 1, los estudiantes se vieron obligados a interiorizar la actitud a la que fueron inducidas a expresar, porque no tenían otra justificación. Aquellos en la condición de $ 20, sin embargo, tenían una justificación externa evidente para su comportamiento, por lo que experimentaron menos disonancia.

¿Estás comenzando a entender cómo funciona esto ahora? Cayendo por una moneda de diez centavos, cayendo por un dólar

La disonancia cognitiva ha sido utilizada para controlar grupos grandes y poblaciones más grandes también.

Ollas y sartenes

En la Segunda Guerra Mundial hubo una famosa campaña donde se les pidió a los ciudadanos que donaran todas sus viejas ollas y sartenes, supuestamente para ser fundidas para hacer tanques, municiones y aviones de guerra.

La colección altamente eficiente y la “inversión” psicológica inició la solidaridad y el nacionalismo para el esfuerzo de guerra. Por supuesto, todas esas ollas y sartenes terminaron enterradas en vertederos.

Aquí hay un ejemplo de hoy en día: cuando los Estados Unidos invadió Afganistán, el ex presidente Bush salió en la televisión pidiendo a las familias donar todo lo posible para ayudar a los niños de la escuela en Afganistán, que necesitan papel y lápices.

Miles de niños de la escuela recogieron las monedas en las aulas de todo el país y enviaron las donaciones a la Casa Blanca. Los fondos terminaron siendo puestos en alguna cuenta vaga que nunca hizo aquello que fue donado a hacer.

Pero la “inversión” fue suficiente para ganar el apoyo para una guerra lejana en una tierra oscura por razones vagas.

A veces, como en el trágico derrumbe de las Torres Gemelas en 9-11, la “inversión” se hace por nosotros. De esta manera, se puede hacer que toda una nación sienta que ha sacrificado algo y que ellos deben elegir el camino de la guerra por la paz olvidándose de las víctimas civiles iraquíes – o incluso que Irak no era responsable.

Una vez pertenecí a una iglesia episcopal en Nuevo México que recogía el aceite para los M-16, para enviar a las tropas en Irak!

También invirtieron los fondos de la iglesia con Raytheon y Halliburton.

Disonancia cognitiva en Publicidad y Mercadeo

En la publicidad hay una teoría de que un consumidor puede utilizar un producto en particular, porque él o ella cree en la publicidad de ese producto, que afirma que el producto es el más eficaz de su tipo, en el trabajo que hace.

Entonces, el consumidor puede ver anuncio de un competidor que parece demostrar de manera concluyente que este producto de la competencia es mejor. Esto crea disonancia. El consumidor ahora tiene que aliviar la incómoda sensación que la disonancia provoca, y a menudo hacerlo cambiando productos.

La teoría actúa como una espada de doble filo, sin embargo, porque mientras los anunciantes quieren crear disonancia en los no consumidores de sus productos, ellos no quieren crearla para aquellos que sí utilizan su producto.

Esto es por qué los anunciantes utilizan sus logotipos en cosas como NASCAR y estadios deportivos. Ellos quieren volverlo fiel a su marca. Esto creará desconfianza cuando usted ve el mismo producto – incluso un producto aparentemente mejor – con una marca diferente y desconocida.

La disonancia cognitiva ocurre con mayor frecuencia después de la compra de un artículo costoso, como un automóvil.

Un consumidor que está experimentando disonancia cognitiva después de su compra, puede intentar devolver el producto o podrá recabar información positiva al respecto para justificar la elección.

Si el comprador no puede justificar la compra, él o ella también será menos propenso a comprar esa marca de nuevo.

Los anunciantes de bienes duraderos de alto precio que dicen que la mitad de su publicidad se hace para tranquilizar a los consumidores, que en la compra de su producto hicieron la elección correcta.

Algunos buenos usos de la disonancia cognitiva

Los terapeutas cognitivos utilizan esta técnica para cambiar la mala conducta y decisiones. La técnica se llama un “conjunto de sí.”

Conseguir que un paciente esté de acuerdo con el tratamiento para la adicción o para iniciar un comportamiento beneficioso es difícil. Hay a menudo una “bateo de cabezas” fundamental entre el paciente y las personas tratando de ayudar.

El avance se logra cuando el terapeuta inicia deliberadamente una serie de declaraciones con las que el paciente puede estar de acuerdo.

Tras ponerse de acuerdo en varias ocasiones con el terapeuta en una multitud de pequeñas decisiones, el paciente comienza a sentirse bien y el terapeuta permite al paciente “invertir” en esta relación positiva.

Luego, con habilidad, el terapeuta introduce la decisión crucial.

“Entonces, ¿no te parece que es realmente tiempo de ir a rehabilitación?”

Frente a la posibilidad de acordar u ofender el terapeuta, el paciente a menudo sigue el “sí” de respuesta.

El ejemplo anterior es muy eficaz porque el paciente no sólo se compromete a cambiar el mal comportamiento, sino que es recompensado de inmediato por la continuación de su autoestima positiva y buena sensación.


La Disonancia cognitiva requiere cierta habilidad para trabajar

El concepto no siempre funciona. Especialmente si es mal ejecutado.

Una vez fui a comprar un coche y, después de seleccionar una posible marca y modelo, me encontré sentado en la pequeña habitación con el vendedor, regateando sobre el precio. En un momento me pidió mi licencia de conducir o una tarjeta de crédito y me dijo que era un “gesto”, por lo que iba a confiar en él.

En ese momento, me dije,

“De ninguna manera”, y partí.

Para muchos clientes, este simple hecho sería suficiente para formar una “inversión” psicológica con el distribuidor, que luego podría usar esto para manipular y cerrar la venta.

Puede ser que sea más difícil que el cliente pueda exigir su licencia de conducir o tarjeta de crédito y salir fuera de la oficina que sentarse allí y ser intimidado hasta que firme el contrato de venta.


Eliminando la disonancia cognitiva

del Sitio Web BeyondIntractability

Hay varias formas clave en que las personas tratan de superar, o acabar con la disonancia cognitiva.

Una es ignorar o eliminar los conocimientos disonantes. Pretendiendo que el helado no es malo para mí, puedo tener mi pastel y comérmelo también, por así decirlo. Ignorando la cognición disonante nos permite hacer cosas que de otro modo podríamos ver como algo malo o inadecuado.

Otra forma de superar la disonancia cognitiva es alterando la importancia (o falta de la misma) de ciertos conocimientos. Por tanto decidir que el helado es muy bueno (no puedo prescindir de él) o que la pérdida de peso no es tan importante (me veo bien de todos modos), el problema de la disonancia se puede disminuir.

Si una de las cogniciones disonantes pesa más que la otra en importancia, la mente tiene menos dificultades para hacer frente a la disonancia – y el resultado significa que puedo comer mi helado y no sentirme mal por ello.

Otra forma en que las personas reaccionan a la disonancia cognitiva es mediante la adición o la creación de nuevos conocimientos. Al crear o enfatizar nuevas cogniciones, puedo abrumar al hecho de que sé que el helado es malo para mi pérdida de peso.

Por ejemplo, yo puedo enfatizar nuevas cogniciones como,

“Puedo hacer ejercicio tres veces a la semana” o “Necesito calcio ni productos lácteos”, o “Yo tenía una pequeña cena”, etc.

Estos nuevos conocimientos permiten la disminución de la disonancia, ya que ahora tendrá múltiples cogniciones que dicen que el helado es bueno, y sólo una, la que dice que no debo comerlo.

Finalmente, tal vez la forma más importante en que la gente le hace frente a la disonancia cognitiva es evitarla en primer lugar. Si alguien se presenta con la información que es disonante de lo que ya saben, la forma más fácil para hacer frente a esta nueva información es ignorarla, negarse a aceptarla, o simplemente evitar ese tipo de información en general.

Por lo tanto, un nuevo estudio que dice que el helado hace que uno engorde más de lo que se pensaba sería fácilmente tratado ignorándolo.

Además, los problemas futuros pueden prevenirse simplemente evitando ese tipo de información – simplemente negándose a leer estudios sobre el helado, revistas de salud, etc.

La disonancia cognitiva está a nuestro alrededor. Vivimos en un mundo lleno de contradicciones.

  • Los niños son asesinados en Gaza en nombre de la paz

  • Las feministas usan maquillaje, faldas cortas y tacones altos

  • Los conservacionistas como Al Gore vuelan alrededor en jets privados, con alto consumo de combustible

  • Los cristianos anti-gay sumergen sus pies en baños públicos…

Estas ideologías opuestas están resueltas de alguna manera, en algún lugar, en lo profundo de nuestra psique humana, con la disonancia cognitiva.

Fuente:bibliotecapleyades.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: