Si no quieres practicar lo de “hablar a tus células”,relacionado con la Epigenética,hazte mirar los llamados “Biomarcadores del Envejecimiento”,aquí tienes los 10 parámetros a seguir.Salud y Alegría.

BIOMARCADORES DEL PROCESO DE ENVEJECIMIENTO

Los investigadores de la Universidad de Tufts, donde el gobierno federal norteamericano patrocina un gran centro para el estudio del envejecimiento humano, ha demostrado que los principales síntomas de envejecimiento biológico se pueden mejorar mediante el incremento de la actividad (el efecto se aumenta con un énfasis secundario en el mejoramiento de la dieta alimenticia). Dos científicos de Tufs, William Evans y Brian Rosenberg, han esbozado estos hallazgos en su libro Biomarkers. El título hace referencia a los diez marcadores de la edad que ahora se consideran reversibles: Masa muscular delgada, fuerza, tasa de metabolismo basal, grasa corporal, capacidad aeróbica, presión sanguínea, tolerancia al azúcar sanguíneo, proporción colesterol/HDL, densidad ósea, regulación de la temperatura corporal.

Estos marcadores empeoran típicamente cuando envejecemos. Hay muchas variaciones entre distintos individuos; sin embargo, antes de que surgieran los hallazgos de Tufts se consideraba que el envejecimiento normal incluía lo siguiente:

1. Masa muscular. La persona promedio pierde tres kilos de músculo por década a partir de la edad adulta joven; la tasa de pérdida aumenta después de los 45 años.

2. Fuerza. La gente mayor es menor fuerte porque los haces de músculos y nervios motores (llamados “unidades motrices”) se han ido deteriorando. Entre los 30 y los 70 años la persona media pierde el 20% de las unidades motrices de los músculos, con pérdidas similares en todos los grupos musculares grandes y pequeños de todo el cuerpo.

3. Tasa del metabolismo basal.La tasa metabólica basal (cuántas calorías necesita el cuerpo para mantenerse) se deteriora un 2% por década a partir de los 20 años.

4. Grasa corporal. Entre los 20 y 65 años, la persona media duplica su proporción de grasa con respecto a la masa muscular. La vida sedentaria y los excesos en el comer pueden elevar esta proporción aún más.

5. Capacidad aeróbica. Hacia los 65 años, la capacidad del cuerpo de utilizar eficientemente el oxígeno declina entre un 30% y un 40%.

6. Presión sanguínea. La mayoría de las personas presentan un incremento parejo de la presión sanguínea con la edad.

7. Tolerancia de azúcar sanguíneo. La capacidad del cuerpo de utilizar la glucosa de la sangre declina con los años, elevando el riesgo de producir una diabetes tipo II.

8. Proporción colesterol/HDL. El colesterol total tiende a elevarse, tanto en hombres como en mujeres hasta los 50 años poco más o menos; el colesterol HDL bueno, que protege el cuerpo contra las enfermedades del corazón, pierde terreno ante el colesterol LDL malo, que incrementa el riesgo de ataque cardíaco.

9. Densidad ósea. Los huesos tienden a perder calcio con la edad, tornando al esqueleto más débil, menos denso y más quebradizo. Esta tendencia, si llega demasiado lejos, se convierte en la enfermedad llamada osteoporosis.

10. Regulación de la temperatura corporal. La capacidad del cuerpo de mantener una temperatura interna estable de 37 grados se debilita con la edad, haciendo a los ancianos más vulnerables tanto al calor como al frío.
Fuente:amibio.com.co

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: