Si no tienes trabajo busca como sea sacar de dentro de tí “la Creatividad”;si no sabes cómo hacerlo al menos lee ésta entrevista a uno que sobrevivió(y cuánto le enseñó)al “Corralito” argentino.¡Venga chica,chico,anímate!

“Se puede crear una empresa por menos de 100 euros al mes”
El consultor asegura que su mejor master fue sobrevivir al corralito argentino | Acaba de publicar un libro que anima a los desempleados a crear el propio trabajo

Economía | 22/05/2012 – 00:12h

 

Formado en Ciencias Empresariales y Marketing y con una larga experiencia en consultoría, Ariel Andrés Almada es defensor de la empresa social, que se diferencia de las demás porque busca ganar dinero, pero a través de una actividad que ayude a la sociedad que la rodea. En la actualidad se dedica a las inversiones basadas en el value investing: “Es decir, apuesto a que una empresa va a crecer y a generar valor y no en su contra, como tantos especuladores que hoy en día solo persiguen su propio beneficio a corto plazo”, comenta en su web. Es autor de Marketing de crisis (2009), A través de la tormenta (2012) y La gran ventaja (2011), y acaba de publicar Ahora te toca a ti (Temas de hoy), donde desgrana 20 estrategias para crear su propio trabajo. Más que ver en la crisis un motivo de desazón, considera que este es un gran momento para las oportunidades.

– Hace 11 años usted era empresario de éxito en Argentina, ¿pero qué rompió sus sueños?
– Un día me levanté, fui al banco y me dio dos opciones: la primera, recuperar el 20% de mi dinero y olvidarme del resto; la segunda, darme bonos a cobrar en 10 años a cambio de mis ahorros.

–  ¿Y cuál fue su elección?
– La primera, y me vine para España.

– Una experiencia dura.
– Sí, pero el mejor master de mi carrera fue pasar un año en Argentina durante el corralito. Aprendí  todo lo que no se tiene que hacer para evitar cometer errores y nunca más volví a confiar en un banco.

– ¿Cómo ve la situación actual de España?
– No creo que haya jamás un corralito porque el sistema es totalmente diferente al argentino. Es un país demasiado grande como para dejarlo caer.

– Y cuando llegó aquí, ¿qué hizo?
– A raíz del corralito y la devaluación del peso argentino, Argentina empezó a exportar de todo, debía de hacerlo puesto que no había mercado interno. Entonces, pensé: “¿qué necesitan las empresas argentinas en estos momentos? Un representante, alguien que les abra las puertas de los mercados externos”.

– Y es a lo que se dedicó.
– Hubo gente en Argentina que hizo mucho dinero en aquel momento, que sentó las bases para que cuando el país se recuperase, ellos estuvieran muy bien posicionados.

– ¿Puede estar ocurriendo lo mismo en España?
– Dentro de cinco años cuando miremos hacia atrás diremos: “2012 fue el año ideal para emprender”. Nuestra generación no va a volver a tener una oportunidad así jamás.

– ¿Por dónde hay que empezar a buscar?
– Los emprendedores tienen que encontrar nichos de mercado que pasen desapercibidos para las empresas grandes, pero que sean lo suficientemente interesantes para generar beneficios, y hay muchísimos.

– ¿Es una solución real a la lacra del desempleo?
– Que uno se cree su propio trabajo parece ser el único camino para resolver el problema del paro. Un joven sin experiencia o una mujer de 50 años desempleada pueden crear una microempresa a bajo precio. Hay empresas que se pueden crear por menos de 100 euros al mes.

– Póngame un ejemplo.
– Una amiga mía utilizó una modalidad que se llama dropshipping: creó una página web mediante una herramienta que se llama webbling, que vale 0 euros, y puso a la venta figuritas de plomo.

– ¿Y a quién puede interesar tal producto?
– A coleccionistas de Japón, que pagan con tarjeta de crédito, luego, ella hace el pedido a un fabricante canadiense, que envía la mercancía directamente al cliente.

– ¿Y ya está?
– Sí, lo interesante es que el producto lleva su marca, que está promocionando sin tener que alquilar un local, contratar a un equipo de ventas ni adquirir existencias.

– ¿Esa es la solución al elevado paro juvenil?
– Los jóvenes de hoy no tienen empleo, pero sí trabajo. Los más lanzados, los que realmente van a tener éxito, son los que se van a lamentar porque van a decir “lo tendríamos que haber hecho”.

– …
– El otro día alguien me preguntó por los chinos y yo le dije: “Son el ejemplo a seguir”.

– ¿Por qué?
– No por el hecho de trabajar como esclavos, sino por su cultura del esfuerzo”. Hoy en día ocupan los huecos que nosotros dejamos vacíos.

– ¿Conoce algún caso de éxito entre los emprendedores chinos?
– Una chica de origen chino que vino a España hace siete años con 100 dólares en el bolsillo, empezó a trabajar en un restaurante, no gastaba en nada, iba de casa al restaurante y a la inversa, su fondo de armario era un pantalón negro y dos camisas. A los cinco años, con ayuda de la familia, se compró un restaurante. Ahora tiene siete.

– ¿Sigue sin consumir?
– Yo diría que no, porque ahora vive al lado de Cristiano Ronaldo. Sé que uno de sus bolsos cuesta más de 7.000 euros.

– ¿Cuál es la lección?
– Ahorra, arriesga e inténtalo; si fracasas, no pasa nada, ya que fracasar es más barato que antes. La era del empleo ha terminado y comienza la del autotrabajo; quien no lo entienda así, lo va a tener muy complicado.

– Los sindicatos dicen que la inseguridad en el empleo es precariedad.
– No hay mayor precariedad que venga tu jefe mañana y te diga “¡estás en la calle!”. La seguridad se consigue cuanto tienes tu empresa y tu trabajo está en tus manos. Los sindicatos y el gobierno tienen un chip atrasado y la gente en general también, pero poco a poco esta concepción está cambiando, desafortunadamente, porque no queda alternativa.

– Así pues, ¿el empleo no será lo que era antes?
– Mucha gente piensa que de aquí a unos años el desempleo va a empezar a bajar y las empresas van a volver a contratar. Ojo, a lo mejor ocurre, pero aunque así sea, en ningún caso se contratará a los cinco millones de parados actuales. Esos empleos empezaron a destruirse antes de que llegar la crisis, se fueron a países con costos laborales mucho más acotados.

– Ya.
– Si algún día la economía española crece, se contratará a la gente que hagan las cosas muy baratas o a los muy buenos, ¿en qué lado quieres estar tú?

– ¿Ese es el resultado del mundo globalizado?
– Exactamente. Hoy un radiólogo desde la India puede analizar una radiografía de rodilla hecha en Barcelona en tiempo real y con un tercio de lo cobraría un radiólogo aquí, y además lo hacen muy bien.

– Pero nosotros no podríamos vivir dignamente con su sueldo.
– No, pero la solución pasa porque nos paguemos nuestro propio sueldo creando nuestro propio trabajo. Tengo mi empresa, 17 personas trabajando para mí. Nadie me dice cuánto puedo cobrar al mes, como profesional no compito con ningún otro de china, aunque sí mi empresa.

– ¿Tener hoy una titulación es suficiente?
– El otro día escuchaba a una chica que decía “tengo dos masters y una carrera y he pensado irme a trabajar a Alemania”, y yo pensé:“una persona con tanta constancia y disciplina, ¿por qué piensa en irse a otro país en vez de quedarse aquí y crear algo por su cuenta?”.

– ¿Y qué pasa con los que ya trabajan por cuenta ajena?
– El 49% de los que tienen empleo son infelices en su trabajo, y tú podrás decir: “Con la que está cayendo, gracias que tienen trabajo, ¿encima quieren ser felices?”.

– Eso se dice a menudo.
– Pasas ocho o diez horas del día perdiendo tu vida en algo que no te da satisfacción, ¿es justo pagar ese precio? Es la única vida que tenemos. Que emprender es riesgoso, claro, pero hay un camino, ciertos pasos que puedes ir siguiendo y lograrlo.

– ¿Qué consejo da a la gente que quiere emprender?
– Que hagan algo radicalmente diferente. Si encuentran un mercado, es inevitable que les vaya bien. Que piensen en Facebook, Google, Yahoo, empresas que hace 20 años no existían y hoy están entre las principales del mundo. Esas empresas empezaron con una idea y con la voluntad de plasmarla a toda costa.

– Pero no todo el mundo puede hacerse empresario…
– ¿Por qué no?  El creador de Kentucky Fried Chicken lo despidieron a los 65 años, no tenía ningún tipo de experiencia en negocios, solo una receta: freír pollo. Empezó a ofrecer su receta a cambio de un canon. Le dijeron que no más de 200 veces, y a los 69 años alguien le dijo que sí. Y el hombre acabó haciéndose multimillonario.

– Nunca es tarde para hacerse millonario.
– Ni tampoco temprano. Los emprendedores tienen que crear micromultinacionales de una persona que a través de Internet puedan exportar y vender en los países que ahora están creciendo, como Perú, Colombia, Argentina, Chile, China, Rusia, India, Brasil o Turquía. Si el dinero está ahí, ¿por qué no ir a buscarlo?

Fuente:lavanguardia.com

 

Anuncios

Acerca de radiosappo

Médico que practicaba casi todas las Medicinas,recién jubilado,con aficiones múltiples(algunas reflejadas por lo expuesto en el blog).En la Primavera austral me traslado a vivir a la Patagonia chilena. Mi único y gran interés ha sido,es y será intentar ser "un solucionador" de problemas tanto a nivel personal como profesional. Ver todas las entradas de radiosappo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: