Archivo diario: 11/02/2011

Europa,Crisis,Papandreu,Grecia,Referendum,Alegría Movimientos Sociales,ATTAC,etc..

INDIGNADOS

La Europa social, eufórica con el referéndum de Papandreu

El llamamiento a una consulta popular en Grecia es sin duda el acontecimiento político más transcendente desde que empezó la política de “rescates”, porque es la primera vez que existe un riesgo real de que la ciudadanía de un país de la UE desobedezca y revoque una orden de los “mercados”. Los líderes europeos se convierten en los “indignados”.

02/11/2011 | 09:51

La Europa social, eufórica con el referéndum de PapandreuLa fuerza de la calle desafía a las instituciones representativas.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La decisión casi unilateral por parte del primer ministro griego, Georgios Papandreu, de someter el nuevo tramo del rescate a referéndum generó este lunes (1/11/11) un recazo casi de pleno de las distintas voces institucionales de Europa. Liderados por Alemania y Francia, y secundados por España e Italia, los principales candidatos a seguir la suerte de Atenas, mostraron su disconformidad con el llamado al voto popular. En lo que respecta a los movimientos surgidos tras el 15M, se pudo comprobar un amplio abanico de reacciones que iban desde el escepticismo a la euforia absoluta.

La organización ATTAC (Asociación por la Tasación de las Transacciones Financieras y por la Ayuda a los Ciudadanos) consideró la propuesta un logro democrático, a pesar de que la calificó de “tardía”. En un comunicado, la entidad se mostró cauta ante la valoración del referéndum, ya que advirtió de una posible “manipulación política” y abogó por un debate ciudadano “verdadero”. Razones no le falta. Papandreu busca con su llamado a consulta popular legitimarze políticamente. Es altamente probable que los que deberan sufrir en carne propia el ajuste, rechace semejante plan. 

En la red, los movimientos de indignados manifestaron su alegría por el paso de Papandreu, y acusaron al resto de democracias europeas de ser “incoherentes” por temer la voluntad popular. Algunos internautas llamaron a un “tsunami de tuits” para apoyar el referéndum, que apenas ha encontrado oposición entre sus filas.

Tanto la comunidad de indignados como ATTAC coincidieron en dudar de la efectividad de la receta alemana y de la acción de la troika sobre Grecia. Según ATTAC, si gana el “no”, se pondrá de manifiesto el amplio rechazo de la ciudadanía a las políticas de “regresión social”.

Sin duda, el anuncio del referéndum ha provocado reacciones de “indignación”, “irritación”, “consternación” y otros términos derivados en diferentes miembros de ese consejo de administración de la banca europea llamado Comisión o Consejo de la UE. Ha producido en pocas horas una caída en picado de las bolsas y otra vuelta de tuerca en una crisis cuya única característica clara es que no tiene fin. Es sin duda el acontecimiento político más transcendente desde que empezó la política de “rescates”, porque es la primera vez que existe un riesgo real de que la ciudadanía de un país de la UE desobedezca y revoque una orden de los “mercados”.

El referéndum constituye también un reto incierto, pero también una brecha prometedora en el muro de la Troika (FMI+BCE+UE), para el movimiento de resistencia en Grecia; y también para toda esa convergencia de movimientos y aspiraciones internacionales que se vienen llamando “los indignados”.

Europa, hoy por hoy, está al reves: los Indignados son los líderes europeos y Papandreu el heroe social que lucha contra los mercados.

Sin embargo, no hay que equivocarse, Papandreu ha convocado el referéndum porque no puede gobernar frente al rechazo activo de la mayoría de la población griega. Y ha convocado el referéndum para ganarlo. No es un desafío a la Troika; es un desafío al movimiento de resistencia que desde hace cerca de dos años está luchando con una determinación admirable, sin tirar la toalla pese a todos los golpes durísimos recibidos. Un duelo a muerte, en sentido político: si ganara el sí, sería un golpe terrible para el movimiento. Y puede ganar. Por eso ha empezado ya la riada de amenazas anunciando el apocalipsis si gana el no. Si gana el nó, a más de su posible renuncia, probablemente la crisis europea pase a un nuevo capítulo. 

Como bien reseña Miguel Romero, editor de Viento del Sur, por más inciertos que sean sus resultados, y pese a todos los riesgos que conlleva, la convocatoria del referéndum es una victoria del movimiento de resistencia en Grecia. Esta victoria muestra la compleja relación entre la política de las calles y la política de las instituciones. Las instituciones políticas griegas en su conjunto han sido el enemigo del movimiento, pese a que a su frente había un gobierno “de izquierdas” y a que en el Parlamento había una presencia notable de diputados a la izquierda del PASOK. Ha sido la calle, y sólo la calle, la que ha protagonizado la resistencia a los golpes sucesivos del poder. Pero ahora, la calle va a tener que lucha en un terreno institucional como es un referéndum decisorio. El referéndum decisorio es el instrumento democrático que queda en la crisis de legitimidad de los regimenes parlamentarios, pero es un instrumento muy manipulable en manos del que formula la pregunta, especialmente cuando no tiene enfrente a un candidato alternativo al poder.

Sin duda, si gana el no, habrá una crisis muy grave en Grecia. Pero para los Indignados, es la mejor opción para el pueblo griego y los pueblos europeos, la que abre mejores posibilidades para fortalecer la movilización en un escenario de derrota de las élites.

Fuente:urgente24.com
Anuncios