La pregunta tonta de ya hace un tiempo:¿Por qué la OTAN ataca a Libia y nó a Siria?

¿Por qué en Libia sí y en Siria no?

La intervención contra Gadafi se basa en un principio de la ONU que causa suspicacias fuera de la OTAN | Rusia, China y las potencias emergentes creen que el R2P sirve de excusa para tomar partido en un conflicto

Internacional | 18/08/2011 – 00:00h

Félix Flores Félix Flores

Barcelona

Saif el Islam el Gadafi, en su última y extravagante entrevista para The New York Times, se hacía la pregunta retórica de por qué la OTAN bombardea Libia y no otros países, y entonces citaba unos cuantos donde hay enfrentamientos o se violan los derechos humanos. “Porque Libia es sexy –se respondía él mismo–, es un país de sólo cinco millones de habitantes, y tiene petróleo“.

Siria no estaba, significativamente, en la lista de Saif el Islam. Pero, cuando el régimen de Bashar el Asad lleva cinco meses disparando contra su propio pueblo, la pregunta de por qué no se interviene en Siria como en Libia lleva a muchos a creer que los Gadafi no se equivocan.

El número de muertos que se calcula en Siria –en evaluaciones precarias e imposibles de confirmar– es de casi dos mil, la misma cantidad que se atribuía a la represión de Muamar el Gadafi –y en las mismas condiciones de imposible verificación– el 25 de febrero, unos veinte días antes de que el Consejo de Seguridad tomara cartas en el asunto.

Si existiera la voluntad de intervenir en Siria, se dispone de una base legal para hacerlo, la misma que se utilizó en el caso de Libia. Sin embargo, resulta dudoso que se lleve a término, entre otras razones por todo lo que ha sucedido desde el 17 de marzo.

Aquel día, el Consejo de Seguridad de la ONU, con la resolución 1973, que imponía la exclusión aérea en Libia, aplicó por primera vez y de forma efectiva el principio Responsabilidad de Proteger, llamado en el argot onusiano R2P (Responsibility to Protect). Al margen de si se ha interpretado correctamente, se trata de un paso importantísimo para el derecho humanitario internacional.

El argumento fue la amenaza de Muamar el Gadafi de bombardear desde el aire Bengasi, ciudad de medio millón de habitantes. Las noticias que habían circulado en febrero sobre ataques aéreos en Ez Zauiyah y Trípoli resultaron ser falsas, pero eso no implicaba que el temor por Bengasi no estuviera justificado.

La Liga Árabe, que apoyó la imposición de la zona de exclusión aérea, se retractó en cuanto empezaron los ataques aliados. Y China y Rusia, que al abstenerse en la votación en el Consejo de Seguridad dejaron vía libre, empezaron a criticar lo que se demostraba como una implicación de la OTAN a favor de los rebeldes libios. La Alianza, después de seis meses, más que impedir a Gadafi atacar ciudades intenta ayudar a los rebeldes a conquistarlas.

Rusia y China afirmaron que la OTAN había excedido los límites de la resolución 1973 (en realidad muy laxos, como de costumbre) con el pretexto de proteger a los civiles. India, Brasil y Sudáfrica, miembros no permanentes del Consejo de Seguridad, albergaban las mismas suspicacias. De hecho, y aunque el R2P es un principio que fue aprobado por la Asamblea de la ONU, algunos de sus miembros creen que viola la soberanía de los estados y que puede servir de excusa para tomar partido en cualquier conflicto a fin de defender intereses particulares.

La opción de no intervenir también responde a intereses. Si en Libia ciertas motivaciones parecen evidentes (sean los problemas de las petroleras con Gadafi o las inversiones libias perdidas en Goldman Sachs), en Siria la cuestión geoestratégica es determinante. Pero en cualquier caso y ante la situación siria, el precedente libio puede haber rendido un flaco servicio al R2P.

RESPONSABILIDAD DE PROTEGER

Una herramienta contra el genocidio

La Responsabilidad de Proteger (R2P) data de la Cumbre Mundial de la ONU del 2005 y es resultado de un debate que se remonta al final de la Segunda Guerra Mundial, promovido en varias ocasiones por Cruz Roja. Pero es tras el genocidio de Ruanda en 1994 y las limpiezas étnicas en los Balcanes cuando se plantea la necesidad de que la ONU se imponga a la soberanía de los estados si los civiles no son protegidos de crímenes de guerra o de lesa humanidad. El ex secretario general de la ONU Kofi Annan fue el gran impulsor de este principio. Sin embargo, como en última instancia –una acción de fuerza– su aplicación se supedita al Consejo de Seguridad y, por tanto, a sus miembros con derecho a veto, el R2P fue ignorado en una ocasión tan notoria como la ofensiva israelí Plomo Fundido contra Gaza, que costó la vida a 1.400 palestinos, la mayoría civiles, en el 2009. Por fin, y en paralelo al caso libio, el pasado abril el principio se invocó para frenar el conflicto de Costa de Marfil, y tropas francesas intervinieron junto a los cascos azules.

Fuente:lavanguardia.com

 

 

About these ads

Acerca de radiosappo

Médico que practicaba casi todas las Medicinas,recién jubilado,con aficiones múltiples(algunas reflejadas por lo expuesto en el blog).En la Primavera austral me traslado a vivir a la Patagonia chilena. Mi único y gran interés ha sido,es y será intentar ser "un solucionador" de problemas tanto a nivel personal como profesional. Ver todas las entradas de radiosappo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 139 seguidores

%d personas les gusta esto: